Untitled Document

CARACTERÍSTICAS DIMENSIONALES DE FOSAS Y FISURAS DEL ESMALTE DE MOLARES TEMPORALES.

DIMENSIONAL CHARACTERISTICS FOR PITS AND FISSURESOFDECIDUOUS MOLARS

 

Esther Vaillard-Jiménez. Maestra en Estomatología Pediátrica. Facultad de Estomatología de Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.
Aída Ortega-Cambranis. Maestra en Fisiología. Facultad de Estomatología de Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
Gloria Lezama-Flores. Maestra en Salud Pública Facultad de Estomatología de Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. 
Rosendo Carrasco-Gutiérrez.  Maestro en Salud Pública Facultad de Estomatología de Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.
Christian A López Ayuso Alumna egresada de la Maestría en Ciencias Estomatológicas en pediátrica de la Facultad de Estomatología de Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.
Román Romano-Trujillo. Alumno de doctorado en el departamento de semiconductores de la  Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

 

RESUMEN

Objetivo. Describir dimensionalmente a cada una de las formas de fosas y fisuras de la dentición temporal y proponer una clasificación dimensional para su análisis.Métodos. En un estudio clínico, descriptivo, ex vivo, prospectivo y transversal, se analizó una muestra de 101 cortes obtenidos de 67 coronas de molares temporales.Con la técnica de desgaste  se observaron al microscopio y se clasificaron de acuerdo a los criterios Nagano para su  forma por un solo observador (k= .8624) y se midieron  en profundidad y ancho en la escala de  ajustada a 200 μm, para 5 X, por un solo observador (r= .9127).Resultados. La  profundidad de la forma V va de 451 a 1218 μm. La U va de  492 a 710μm. La I va de 365 a 1311μm. La IK va de   476 hasta  1404 μm. El ancho de entrada de  las formas V, U IK sobrepasan las 400 μm.Conclusiones. Las fosas y fisuras de la dentición  temporal son  muy anchas  profundas que proporcionalmente afectan más del 50% del esmalte de la superficie oclusal.

Palabras clave
: Fosas y Fisuras del esmalte; Molares temporales; Dentición temporal


Abstract.


Objective.To describe in dimensionalform eachform of pits and fissures of deciduous teeth, and to propose a dimensional classification. Methods.In a clinical, descriptive,ex vivo, prospective and cross sectional survey was studied a sample of 101 cuts from 67 dental crowns of deciduous molars gettingby wear technic and observed to microscope for its classification according Nagano’s form taxonomy  just for one observer (k=.8624).Also was measuring for deep and width in an adjusted scale   of 200 μm for 5X by just one observer (r=.9127). Results.Deep for V form is from 451μm to 1218μm. U form from 492μm to 710μm. I form from 365μm to 1311μm. IK form from 476μm to 1404μm. Entrance width for V, U and IK form exceed 400μm. Conclusions. Pits and fissures of deciduous teeth are width and deep in excess. Affecting proportionally 50% of enamel of oclusal surface.

Key Words:
Enamel pits and fissures; Deciduous molars; Deciduous teeth


INTRODUCCIÓN


Las fosas y fisuras fueron inicialmente  consideradas como un defecto  estructural del esmalte formadas por las invaginaciones del órgano del esmalte durante la odontogénesis. Son zonas retentivas proclives a desarrollar caries. Los estudios sobre fosas y fisuras  conocidos en la literatura tratan de sus  formas y profundidades, capacidad de penetración de materiales selladores, de la microfiltración de éstos, de la supervivencia bacteriana en molares selladas y de nuevos materiales con características cariostáticas, sin embargo; todos abordan el tema desde la perspectiva de órganos dentales permanentes y del riesgo de caries (1).Las estructuras del esmalte se han discutido y tratado de relacionar con los eventos metabólicos del esmalte que tienen manifestaciones clínicas que pueden significar riesgos o mecanismos de resistencia ante procesos cariogénicos (2). Las dificultades técnicas que obstaculizan su estudio a fondo se debe a la variabilidad de espesor, los diferentes ángulos de observación, las limitaciones para obtener cortes de estructuras mineralizadas y su refractividad confusa y las imágenes bidimensionales limitan la comprensión de la anatomía microscópica del esmalte (3,4).
No obstante lo anterior, la exploración de las estructuras dentales de la dentición temporal continúa sin abordarse como un problema de investigación que puede dar paso al desarrollo de nuevas perspectivas para la interpretación de los altos índices de prevalencia de caries y proponer nuevos protocolos de diagnóstico y atención preventiva de las lesiones incipientes.El conocimiento de las características morfométricas de las fosas  y fisuras del esmalte temporal permitirá conocer las limitaciones de los materiales sellantes, y  reconsiderar los protocolos de indicaciones y contraindicaciones.
La importancia de la forma retentiva de las fisuras como un factor de riesgo para caries, llevó a algunos investigadores a analizar la forma de ellas. La clasificación más conocida  de su morfología es la de Nagano (5), quien las clasifica por su forma (6) en los siguientes tipos: tipo V o gradualmente angostas; tipo U de piso tan ancho como su entrada; tipo I extremadamente angostas; tipo IK o de cuello de botella; otros tipos.

El contexto morfométrico  y de la posición de las molares en los arcos dentales es importante en el análisis del riesgo para el desarrollo de lesiones cariosas. La presencia per sé de las fosas y fisuras del esmalte no es suficiente para determinar el riesgo de la aparición de lesiones cariosas. La posibilidad de desarrollar técnicas de limpieza adecuada que abarquen la totalidad de las superficies dentales muchas veces es la facilitadora para lesiones de caries. La altura de las cúspides y el ángulo de inclinación son elementos que deben considerarse en el mecanismo de la trituración de los alimentos. La fuerza con la que son triturados y compactados los alimentos en las caras oclusales es mayor en tanto más altas sean las cúspides y profundos y anguladas las paredes cuspideas respecto a su base en el fondo de su intersección con otras, lugar donde aparecen los surcos de desarrollo, la fosa central en la zona de un valle donde los alimentos pueden ser suficientemente compactados en el 83% de  los casos de caries en caras oclusales (7). Clínicamente se trata de relacionar a los ángulos de los planos inclinados de las cúspides con la posibilidad de formación de lesiones cariosas en el esmalte donde se unen las bases cuspideas (8) sobre todo de las primeras y segundas molares permanentes (9).

Por otro lado, el grosor de la capa del esmalte del fondo de las fisuras es otro factor que las hace especialmente susceptibles al desarrollo de caries. La odontotomía profiláctica fue una técnica desarrollada para rellenar a toda su capacidad las formas de las fisuras con el objetivo de sellar cualquier filtración hacia  los tejidos subyacentes. Se demostró que el piso de las fisuras no es regular y presenta oscilaciones de altura y el piso que el esmalte es sensiblemente más delgado, que contiene restos de materia orgánica y que son profundas que abarcan la mayoría del espesor de la capa del esmalte(10,11).

Existen dos clasificaciones de la profundidad de fosas y fisuras; Cruvivnelet al., cols(12)  las clasifican  en; superficiales: cuando abarcan menos del 56% de penetración en la superficie del esmalte, medias: cuando penetran en el esmalte del 56% al 78%, profundas:cuando abarcan del 79% al 100% en el grosor del esmalte. Symonset al. (13), las considerócomo  hendidas y no hendidas. En las primeras consideró  solo a las superficiales. Las intermedias  son las que tienen   hasta  100μmde profundidad  y   las profundas exceden de las 100 μm.
Muchos investigadores afirman que las estructuras de las fisuras oclusales varían de un órgano dental a otro. Actualmente existen todavía limitaciones  técnicas  que implica el análisis de las estructuras dentales  mineralizadas y las descripciones histológicas disponibles son de la dentición permanente en la etapa pre-eruptiva (14). Sin embargo, ya se demostró que las características del esmalte de la dentición temporal tienen diferencias morfológicas importantes porque están menos mineralizados, por lo que contiene menor densidad mineral en las paredes. Durante las primeras etapas de disolución del esmalte, algunos cristales nanonizados se pegan a la superficie del esmalte y otros se quedan en la solución lo que provoca  pequeñas fracturas en las paredes del esmalte temporal. Aún se desconoce si los componentes orgánicos del esmalte contribuyen a las propiedades mecánicas del esmalte. Los componentes orgánicos del esmalte inhiben la disolución de sus cristales, por lo que la dentición temporal es más susceptible a la desmineralización y esto puede estar relacionado con los defectos lineales a manera de estrías que se asemejan a las de la estructura del látex, conocidas como dislocaciones y que son resultado del ataque ácido, semejante al que tiene lugar en el esmalte de las fosas y fisuras (15).

De acuerdo con lo analizado, las clasificaciones conforme a la profundidad de fosas y fisuras resultan subjetivas y difíciles de identificar aún para las estructuras de la dentición permanente. En la dentición temporal resulta difícil evaluar el riesgo de caries de acuerdo a las estructuras superficiales del esmalte de las caras oclusales, por lo que surge la necesidad de conocer las características dimensionales de  la profundidad y de la entrada y distancia entre las paredes para cada una de las formas de fosas y fisuras de acuerdo a  parámetros dimensionales que apoyen a futuros estudiosclínicos y descriptivos sobre las implicaciones  que se puedan reconocer entre las características de los nuevos materiales dentales y las estructuras de la dentición temporal.
El objetivo de este estudio es describir dimensionalmente a cada una de las formas de fosas y fisuras de la dentición temporal y proponer una clasificación dimensional que evite la subjetividad en la consideración  de la profundidad para futuros estudios.

MATERIAL Y MÉTODO

Previa autorización  por la secretaría de investigación y posgrado  de la FEBUAP por reunir los requisitos bioéticos y metodológicos normativos,  se realizó  un estudio clínico, descriptivo, ex vivo, y transversal, donde se analizó una muestra de 101 cortes obtenidos de 67 coronas completas sin cavitaciones aparentes de molares temporalesde la población infantil mexicana sin malformaciones físicas ni anomalías dentales. Las muestras fueron obtenidas en las instalaciones  clínicas  de la Facultad de Estomatología de la BUAP por donación y como parte de un plan de tratamiento en la que se indicó su extracción por motivos terapéuticos y cercanía a su exfoliación. Se analizaron al microscopio metalográficoen el departamento de semiconductoresdel Instituto de Física de BUAP durante el año 2011.

Los órganos dentales recolectados se mantuvieron en frascos de plástico con la identificación de nombre, apellidos,  sexo y tipo molar, mantenidos en agua destilada. Se montaron en dados de resina acrílica transparente auto polimerizable para poder ser sujetados en la máquina de cortes ISOMET Lowspeedsaw de la marca Buehler con capacidad de cortes de 1 mm hasta 50 mm, con velocidades  de 0 a 10 revoluciones por segundo. Se obtuvieron varios cortes de las diferentes zonas de la cara oclusal y diferentes fosas y fisuras de 1 mm de grosora la velocidad 4 enfriada con agua destilada y se rebajaron con lijas de agua número 2000  hasta medir 0.5mm  que se montaron en portaobjetos  para ser observados al microscopioestereoscópico  marca Lauka DM 2000 con aumentos a 10 X cuyas imágenes se obtuvieron con la cámara multifuncional lauka Hm2-1 para microscopio que se guardaron en un archivo de imagen jpg de alta resolución, cada una identificada con los estratos y la localización del corte para ser clasificados   de acuerdo a los criterios de Nagano para  su forma por un solo observador (k= .8624) Así mismo se observaron y midieron las muestras  en dos ocasiones por un solo observador (r= .9127) en un microscopio  metalográfico ZEIZZ Mool+1 a L100   a 5 X con una escala ajustada a  200 micras, con cámara integrada Panasonic GPHR 222 con software analy SIS SoftImaginsistem 6 MOH con la función  de “medir” , dado que los cortes  observados se obtuvieron con la técnica de desgaste y permanecieron calcificados.
Una vez clasificadas por su forma, de acuerdo con los criterios de Nagano, se clasificaron nuevamente  de acuerdo a la profundidad de las fosas y fisuras y se agruparon en superficiales, medias y profundas conforme a los criterios reportados por Cruvinelet al., se obtuvo la estadística descriptiva y se establecieron los rangos en micras para otorgar un valor dimensional  a cada criterio de Cruvinel.

RESULTADOS

La muestra se agrupó de acuerdo a la forma de las fosas y fisuras de  la clasificación de Nagano. Se midió la profundidad y la distancia entre las paredes de la entrada, parte media y en algunas el fondo (Figura 1; A, B, C).

Figura 1. Microfotografías  de Fosas y fisuras de molares temporales
Fuente: Propia.A Forma IK o cuello de botella que muestra dos cavidades a diferente nivel.
B. Forma I  C. Forma V cuyo fondo no es regular. D. Dos fisuras combinadas; una  es forma I y la otra es IK ¿o es una forma I con un recorrido tridimensional? E. Forma de huso. F. Forma de gota. En todas las formas se observa al esmalte circundante a la cavidad sin la presencia de diazonas ni de parazonas características de las estructuras prismáticas del esmalte

Las características dimensionales de acuerdo a la profundidad aparecen en la Tabla 1.

Tabla  1. Valores descriptivos de la profundidad de fosas y fisuras de acuerdo a su forma


Las de la entrada de las fosas y fisuras de cada forma aparecen en la Tabla 2.
Tabla  2.  Valores descriptivos de la entrada

En el estudio se identificaron las “otras formas”  que Nagano agrupa pero no describe.  Entre ellas, las más comunes son las formas de gota (Figura 1 F) y de huso (Figura 1 E) que se describen  de acuerdo a su entrada y forma en la Tabla  3.

Tabla  3. Descripción morfométrica de las “otras formas” de Nagano

Discusión.

Los estudios reportados en la literatura analizan a las fosas y fisuras del esmalte de órganos dentales permanentes, se da por hecho de que ambas denticiones humanas comparten características  histológicas y anatómicas similares, sin embargo; el comportamiento de los materiales dentales en la dentición temporal no cumple con los estándares de calidad que el fabricante indica. El grosor y la identificación de pequeñas estrías y líneas de fractura entre los prismas del esmalte, puede explicar la insuficiencia de calidad de algunos materiales dentalesmodernos.(11)y la fallas se atribuyen a las diferencias entre los sistemas de resinas utilizadas como sellantes como la viscosidad que le impide resbalar por las paredes, eliminar las burbujas de aire y llegar hasta el piso, sin considerar las posibles coaptaciones entre las paredes de las fisuras.(18)

Las fosas y fisuras pueden tener un recorrido tridimensional y puede existir confusión entre una forma  de cuello de botella (IK) y una forma I con recorrido postero-anterior, en razón de la vista bidimensional de las imágenes microscópicas (Figura 1-A y B). La Figura 1A muestra dos cavidades  en un mismo plano, aparentemente separadas, pero realmente se trata de una constricción en las paredes con una desviación antero-posterior. La disposición de los prismas del esmalte no siempre sigue a la cavidad de la fosa.Existe un único estudio sobre modelos tridimensionales de las formas de las fosas y fisuras cuya justificación es la dificultad para obtener cortes que impidan la pérdida de detalles.El estudio reporta las características morfológicas a través de modelos tridimensionales obtenidos con NuvaSeal en coronas de terceros molares permanentes y premolares.(16) cuyos grosores de esmalte no son comparables con los molares temporales.
En la Figura 1 D se exhiben dos fisuras muy cercanas que se pueden considerar como “gemelas” en las que puede avanzar un proceso cariogénico a una mayor velocidad. De esta situación se puede decir que las fosas y fisuras se deben considerar como un sistema morfológico que se presenta en el esmalte que puede significar un riesgo para caries mayor de acuerdo con su forma, profundidad, apertura, cercanía  y combinación.
Las microfotografías revelan lo reportado por  Wang, Tang, Bonstei, Bush  y Nancollas (15) y resulta difícil reconocer las estructuras del esmalte.  En algunas imágenes (Figura 1E) los prismas guardan sus características y se aprecian las diazonas y parazonas, pero en otras éstas no se observan  porque existe descalcificación, que las microfotografías obtenidas con el microscopio metalográfico permiten observar  como zonas asociadas a las fosas y fisuras con  textura alterada  en la que el cambio de color es evidente.Las lesiones blancas resultan difíciles de identificar clínicamente en las fosas y fisuras por lo que se deben re-considerar los criterios de uso  del grabado ácido en la aplicación de selladores.

La mayoría de  las formas tienen valores de la escala correspondiente  a “profundas”, pero las formas U y de Huso no llegan a ser profundas pero si tienen una entrada ancha en el rango de  100 a 200 micrasque las distingue como particularmente retentivas.La escala propuesta por Symons(13),  se basa en el estudio de muestras de molares permanentes y premolares, que si se utiliza su clasificación todas las fosas y fisuras de las molares temporales se consideran  como  profundas porque  miden más de 100 micras y  la mayoría recorren todo el espesor del esmalte.

La escala que se propone en este trabajo permite advertir que el tamaño de las fosas y fisuras abarca a la mayor parte del espesor del esmalte de los órganos dentales temporales y que no solo se deben estimar las cavidades de ellas, sino que también se deben considerar a las estructuras adyacentes como los penachos del esmalte (3),  la hipomineralización y  su  grado de descomposición, que aunado a las nuevas microestructuras recientemente identificadas como las estrías y las lamelas, se pueden explicar fenómenos de micro filtración y contracción provocados por los líquidos provenientes de la dentina y del medio bucal.
Actualmente la controversia  continúa sobre la efectividad y desde la perspectiva del costo-beneficio de los selladores de fosas y fisuras cuyos estudios han omitido las diferencias estructurales del esmalte entre las denticiones humanas. Las aportaciones recientes a la literatura son reiterantes en referir a aquellos estudios clásicos, lo que denota que en este tema de la micromorfometría del esmalte todavía no se conoce del todo el terreno donde se han de aplicar los materiales sellantes.(17)

Referencias

1. Hyatt TP. A review of dental literature on pits and fissures. J. of Dent Res. 1930;10:659-673.

2.Beust TB Microscopic anatomy of the enamel. J Dent Res. 1937; 16:235-241.

3.Beust TB. Occurrence of enamel tufts. J. Dent Res. 1932;12:601-608.

4.Gillings B. Buonocore M. Thickness of enamel at the base of pits and fissure in human molars and bicuspids. J. Dent Res. 1961;40: 119-133.

5.NaganoT Relation between the form of pit and fissure and the primary lesions of caries. Dent Abstr 1961;6:426.

6.Grewal N, Chopra R. The effect of fissure morphology and eruption time on penetration and adaptation of pit and fissure sealants: An SEM study.J. Indian
SocPedod Prevent Dent. 2008; 25(2):59-63 disponible  enwww.jisppd.com.

7.RipaL, Leske G, Varma G. Longitudinal study of the caries susceptibility of oclusal and proximal surfaces of first permanent molars. J. Public Health Dent. 1998: 48:8-13.

8.Bossert WA. The relation between the shape of the occlusal surfaces of molars and the prevalence of decay. J. Dent Res.1937;16:63-67.

9.Barr JH,Diodati RR, Stephens G. Incidence of caries at different locations on the teeth. J.Dent Res. 1957;36: 536-545.

10.Köning K. Dental morphology in relation to caries resistance with special referente to fissures as susceptible areas.  J. Dent Res. 1963, 42(SuppNum 1):461-476.

11.Chaitra TR, SubbaReddy VV, Devarasa GM. RavishankarFlowable resin used as a sealant in molars using conventional, enameloplasty and fissurotomy techniques: An in vitro study. Journal of Indian Society of pedodontics and preventive dentistry.2011;28(3):145-150.

12.Cruvinel VRN, Azevedo BC, GravinaDBL, Toledo OA, Becerra ACB.Clinical analysis of molar fissures by Cone-Beam Tomography.2007.  J. Clin. Pediatr. Dent. 31(4):235-239.

13.Symons AL. Chu CY. Meyers IA. The effect of fissure morphology and pretreatment of the enamel surface on penetration and adhesion of fissure sealants.J.of Oral Rehabilitation 1996; 23:791-798.

14. Galil KA, Gwinnett AJ. Histology of fissures in human unerupted teeth. J. Dent Res. 1975; 54(5):960-964.

15. Wang LJ, Tang R, Bonstein T, Bush P, NancollasGH.Enamel demineralization in primary and permanent teeth. J.Dent Res.2006;85:359-363.

16 Juhl M. Three –didmensional replicas of pits and fissure morphology in human teeth. Sand J. Dent Res. 1983; 91:90-95

17. Feigal RJ. Donly KJ. The use of pit and fissure sealants.Pediatric Dentistry 2006;28L2):143-150

18. Droz D. Schiele MJ.Panighi MM. Penetration and microleakage of dental sealants in articfical fissures.Journal of Dentistry for child. 2004;71(1):41-44