Conocimiento del manejo del trauma dentoalveolar infantil, por parte de padres, cuidadores y odontólogos generales.

Knowledge of the management of the child dentoalveolar trauma, by parents, caregivers and general odontologists

Martha Vergara Mercado1 Mary Helen Mey Manjarrez2, Andrea Abril Salas Tirado3, Rafael Darío Negrete Guzman4, Mario Serrato Huertas5


  1. Odontóloga especialista en cirugía y patología oral, investigadora del Programa de Odontología, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad del Sinú Elías Bechara Zainúm. Montería, marthavergara@unisinu.edu.co

  2. Odontóloga egresada del Programa de Odontología, Universidad del Sinú Elías Bechara Zainúm-Montería, mery_profeta@hotmail.com

  3. Odontóloga egresada del Programa de Odontología, Universidad del Sinú Elías Bechara Zainúm-Montería, andreasalast@hotmail.com

  4. Odontólogo egresado del Programa de Odontología, Universidad del Sinú Elías Bechara Zainúm-Montería, rafanegrete06@gmail.com

  5. Odontólogo, abogado, especialista en auditoría en salud, investigador del Programa de Odontología, Facultad de Ciencias de la Salud, Universidad del Sinú Elías Bechara Zainúm. Montería, marioserrato@unisinu.edu.co

Correspondencia: Martha Ligia Vergara Mercado, marthavergara@unisinu.edu.co, Carrera 1W calle 38, bloque 5, piso 2, Barrio Juan XXIII, Montería, Córdoba, Colombia. Universidad del Sinú- Montería.

Declaramos no tener ningún tipo de conflicto de intereses, relación económica, personal, política, interés financiero o académico que pueda influir en nuestro juicio.  Además, no haber recibido ningún tipo de beneficio monetario, bienes ni subsidios de alguna fuente que pudiera tener interés en los resultados de esta investigación.


Recibido 07 de Noviembre 2016/Enviado para modificación 12 de Noviembre 2016/ Aceptado 30 de Noviembre 2016

RESUMEN

Objetivo: medir el nivel de conocimiento de los padres, cuidadores y odontólogos generales, para la determinación de acciones preventivas y tratamientos del trauma dentoalveolar en niños. Métodos: estudio descriptivo y analítico desarrollado en forma prospectiva con una muestra de 345 padres y/o cuidadores y 40 odontólogos, con 2 encuestas estructuradas para medir los niveles de conocimiento sobre el trauma dentoalveolar y sobre las medidas que deben tomarse cuando se presenta dicho trauma, en un niño. Se recolectaron los datos y su análisis en el programa Epiinfo 7, se utilizó el Test de la t de Student Resultados: se evidenció que el desconocimiento de los padres sobre trauma dentoalveolar es notorio, (71,9 %). Los odontólogos generales presentan confusión en la aplicación de los tratamientos de los traumas dentoalveolares. Conclusiones: a pesar de entender el trauma dentoalveolar como una urgencia odontológica, se denota en este estudio que los odontólogos generales no tienen claridad para definir en forma rápida los tratamientos que se deben llevar a cabo, para manejar adecuadamente los diferentes tipos de lesiones resultantes. Por otro lado, los padres o cuidadores no tienen un conocimiento mínimo del manejo inicial que se debe dar al niño, de los medios de almacenamiento y transporte y del tiempo del mismo, para mejorar el pronóstico de los dientes vinculados a eventos traumáticos.

PALABRAS CLAVE: tratamiento de urgencia; lesiones en niños;  diente avulsionado; medios de almacenamiento;  atención dental.

ABSTRACT

Objective: to measure the level of knowledge of parents, caregivers and general dentists for the determination of preventive actions and treatments of dentoalveolar trauma in children. Methods: a prospective, descriptive and analytical study was execute with a sample of 345 parents and / or caregivers and 40 dentists, with 2 structured surveys to measure levels of knowledge about dentoalveolar trauma and the measures to be taken when the trauma occurs, in a child. Data were collected and analyzed in the Epiinfo program 7 the Student t test was used Results: it was evidenced that parents' lack of knowledge about dentoalveolar trauma was evident (71.9%). General dentists know the care protocols, but present confusion in the treatment of dentoalveolar trauma treatments. Conclusions: despite understanding dentoalveolar trauma as a dental emergency, it is denoted in this study that general dentists do not have clarity to define quickly the treatments that must be performed, to adequately manage the different types of lesions resulting. On the other hand, parents or caregivers do not have a minimum knowledge of the initial management that should be given to the child, the means of storage and transport and the time of the same, to improve the prognosis of the teeth linked to traumatic events.

KEYWORDS: emergency treatment; child injuries; avulsed tooth; storage media; dental care.

INTRODUCCIÓN

En los niños se generan traumas dentoalveolares con frecuencia. La causa más común de las lesiones en los niños con edades entre 1 a 12 años, está constituida por las caídas, en un porcentaje de hasta el 82% y la segunda causa son las lesiones deportivas (1).

Por otro lado, las acciones de atención inmediata de un trauma pueden variar según el estrato socioeconómico, por el nivel de cuidado de los niños, la formación adecuada de los padres e inclusive el riesgo de agresiones a los niños por parte de ellos, por lo que es necesario enfatizar en la prevención y capacitación de los padres ante un evento de trauma dentoalveolar (1, 2).

La Organización Mundial de la Salud promueve programas en la escuela, como   una búsqueda de soluciones para el problema de salud pública del trauma dental, ya que los supervisores en la escuela tienen un conocimiento deficiente en el manejo de la emergencia dental (2, 3).

Emprendiendo medidas preventivas para controlar el trauma dentoalveolar, existe la posibilidad de proteger a los niños de este grave problema, generando cambios positivos en las actitudes de los responsables de ellos, logrando así menores índices de trauma, mejor pronóstico y disminución en la perdida prematura de dientes.

Es importante que los odontólogos generales tengan un conocimiento básico sobre el manejo adecuado del trauma dentoalveolar, ya que son los profesionales de primera elección, de las personas que tienen el cuidado de los niños y los llevan a los centros de salud.

Por todo lo anterior, el objetivo del estudio es medir el nivel de conocimiento de los padres, cuidadores y odontólogos generales en la determinación de acciones preventivas y de tratamientos del trauma dentoalveolar en niños.

MATERIALES Y METODOS

Las encuestas se hicieron en la E.S.E Vida Sinú, que tiene una población atendida estimada mensual de  3545 pacientes, con un nivel de confianza de 95% y un error admitido de 0,5, de lo cual se estimó una muestra de 345 personas, entre padres y cuidadores.

Teniendo en cuenta el número de Odontólogos generales inscritos en la Secretaria de Desarrollo de la Salud, que en diciembre de 2016 era de 61, según el reporte entregado por la misma institución oficial, se definió una muestra de 40 odontólogos generales, para llevar a cabo el presente trabajo.

Se incluyeron personas como maestros, enfermeros, madres comunitarias (CDI), odontólogos generales y personas con niños a su cargo, se excluyeron odontólogos con especialidad y padres con complicaciones comunicativas, que dificultaran la obtención de la información.

Para realizar la encuesta los participantes aceptaron firmar un consentimiento informado, protegiendo la privacidad del individuo, ya que se considera una investigación sin riesgo donde sujeto no sufre daño alguno.

Se estructuraron 2 encuestas con selección múltiple para medir los niveles de conocimiento del trauma dentoalveolar. Se utilizó 12 preguntas con un lenguaje técnico para los Odontólogos generales y 13 preguntas en un lenguaje fácil de entender para los padres y cuidadores, con el fin de obtener la información sobre las acciones en atención primaria, almacenamiento, tiempos de atención y transporte en el trauma dentoalveolar.

Los encuestados, seleccionados aleatoriamente y la información obtenida de las encuestas evaluadas en relación con las respuestas acertadas, se ingresaron en el programa Epiinfo 7, se utilizó el Test de la t de Student para el análisis de los datos.

RESULTADOS

Se encuestaron 385 personas, entre las cuales, 345 corresponden a padres y cuidadores y 40 corresponden a odontólogos generales ubicados en los diferentes centros de salud y consultorios de la Ciudad de Montería. La edad para ambos grupos encuestados osciló entre los 18 y 80 años. El género que prevaleció fue el femenino representado en un 80,5%.

El 58 % de los niños ha sufrido un trauma dentoalveolar, generalmente en edades entre 1-4 años,como lo muestra la gráfica 1.

Grafica 1. Edades en las que los niños han sufrido golpes en la cara o en la boca según padres y cuidadores.

Con respecto al conocimiento general del trauma dentoalveolar de los padres y cuidadores, se observó que el 71,9 % del total de la población encuestada, no ha sido informada sobre las situaciones de urgencia y/o tratamientos de las lesiones en los dientes de los niños en edad escolar.

De la población informada sobre las situaciones de urgencia y/o tratamientos de las lesiones por trauma dentoalveolar,  el 9,6 % dice que ha sido en su IPS, el 7,8 % en clínicas, el 5,5 % en la televisión, el 2,9 % en hospitales y desafortunadamente el 73,6 % afirma no haber recibido ningún tipo de información. Gráfica 2.

Gráfica 2. Medios de información de trauma dentoalveolar de los pacientes.

Con respecto al manejo específico de una avulsión, el 41,2 % de la población  refiere no realizar acciones precisas sobre la urgencia dental y el otro 58% responde con acciones evidentemente inadecuadas, como frotar el diente con un cepillo o con la mano.

En cuanto al transporte de los dientes avulsionados, se encontró que el medio de elección fue la envoltura en plástico (55,1 %), el transporte en hielo o agua (20,9 %) y llevandolo en la mano 18,26 %, tal como lo muestra la gráfica 3.

 

Grafica 3. Medios de transporte de elección para dientes avulsionados por parte de los padres y cuidadores.

Para poder corroborar el conocimiento de los odontologos sobre el manejo del trauma dentoalveolar, se les presentaron  casos clinicos comunes, posteriores al trauma, donde se observo respuestas diversas en los tratamientos adecuados para el niño con trauma dentoalveolar.

Se evidenció un conocimiento medio de 50 % de los odontólogos en el tratamiento correcto de reposicionamiento y ferulización de los dientes con trauma dentoalveolar.

DISCUSIÓN

Al revisar otros estudios que se realizaron y las encuestas para medir el nivel de conocimiento del trauma dentoalveolar, se evidenciaron preguntas que estaban enfocadas en objetivos similares de prevención, transporte y tratamiento de la dentición decidua y permanente, completando cuestionarios en los que se incluyeron preguntas sobre el manejo de los traumatismos dentales en el lugar del accidente, tal como el presente estudio. También en estos estudios revisados se evaluó el nivel de conocimiento de los familiares o personas encargadas de niños, acerca de los traumatismos dentarios, al igual que docentes en instituciones educativas oficiales, odontólogos generales y especialistas, enfermeras, auxiliares y médicos, a diferencia de nuestro trabajo, que no tuvo en cuenta los cuatro grupos finales (4-12).

En la presente evaluación sobre medidas preventivas y tratamiento del trauma dentoalveolar,  se evidencia que los padres y/o cuidadores, no han sido informados sobre las situaciones de trauma, urgencia y tratamientos de las lesiones en los dientes de los niños (71,9 %), falta de conocimiento que también se ve, aunque en menor medida, en los resultados del manejo de la situación traumática, en estudios en  Francia, Suecia y el Reino Unido, que muestran valores entre el 17 % y el 35 % del desconocimiento.

“Los traumatismos dentales están siendo mal gestionados por parte del "niño-padre-médico”. Por lo tanto, esta situación requiere de un conocimiento básico para su acción inmediata” (13,14).

Es importante anotar que no se evidencia el uso de las redes sociales para la promoción y prevención, a pesar que en la actualidad hay una gran intervención de estas en los asuntos relacionados con la salud. Si bien se utilizan cuestionarios en los diferentes estudios revisados, se evidenció que las preguntas estaban formuladas con un lenguaje muy técnico para los padres y fueron aplicadas por igual a padres y profesionales. Para mejorar este importante aspecto, en los cuestionarios utilizados en este estudio se definieron preguntas con lenguaje sencillo para padres/cuidadores y con elementos técnicos, para los profesionales.  

En general la literatura científica afirma que un 30 % de niños menores de 6 años han sufrido un traumatismo en la dentición temporaria y un 22 % en la dentición permanente en algún momento de su vida, lo que se ve aumentado en nuestro estudio, encontrando que los padres reportan golpes en la cara o boca de los niños en general, en un 58,8 % (15).

En la atención primaria, el padre o cuidador tiene confusión sobre lo que debe  hacer en caso de una emergencia dental, no obstante, elige llevar al niño al odontólogo, (64,6 %), después de sufrir un trauma dentoalveolar. Pero llama la atención, cómo en otros estudios que no recuperan los fragmentos dentales, lo que es considerado de importancia en el pronóstico estético y psicológico, inclusive afirmando algunos padres (17,4 %), que arrojarían el fragmento de diente a la basura. Sin embargo, en otras encuestas, la primera reacción de los acompañantes es llevar al niño a la sala de urgencias del hospital, puesto que el trauma dentoalveolar puede estar acompañado de hemorragia e inconsciencia del menor (10, 16).

Cuando se le preguntó a los encuestados, cuál era el medio de transporte más común de los dientes avulsionados, el 87,2 % eligió agua, el 7,5 % leche y el 5,2 % saliva, demostrando una vez más la necesidad de reforzar el uso de la leche descremada, como medio de transporte ideal (9, 10, 14,17).

Las encuestas en otros países, realizadas a los odontólogos generales sobre conocimientos, manejo y atención inicial del trauma dentoalveolar, mostraron un bajo nivel en la atención clínica. En la ciudad de Montería se encontró un resultado similar y poco favorable, pues el 80 % de los odontólogos generales encuestados (32), obtuvo un resultado deficiente en la evaluación total a las preguntas hechas (4, 18).

Se hace evidente entonces, la necesidad de fortalecer el conocimiento de los profesionales de la salud, con respecto a la atención inicial del trauma dentoalveolar, para mejorar su manejo y por ende el bienestar presente y futuro de los pacientes (4).

Como dato rescatable, se verificó que el 50 % de los odontólogos encuestados eligió la leche como medio de transporte y el 42,5 % la saliva en boca del paciente y más si se tienen en cuenta otros estudios realizados que muestran que el 57 % de la población de odontólogos generales, utilizaría como medios de almacenamiento la leche y la solución salina de Hank, que son ideales, pero la solución salina equilibrada de HanksR (Hanns Balanced Salt Solution HBSS), en términos reales, no está al alcance de las personas comunes (9,19-25).

Finalmente, se debe tener precaución en generalizar más allá de la población estudiada, pero los cuidadores pueden tener habilidades limitadas en la detección dental afecciones como el trauma en sus hijos, es por esto que se deben patrocinar estrategias para ayudar a los padres a reconocer, las alteraciones de la salud bucal en sus hijos y se debe rescatar el compromiso como odontólogos de preservar la salud oral y ser guías para las comunidades.

Conclusiones

Se encontró que en lo referente al manejo inicial del niño accidentado, el padre o cuidador tiene confusión, pero al exponerlo ante varias posibilidades, la mayoría de ellos elegiría llevar al niño al odontólogo después de sufrir un trauma oral, ya que conocen la importancia del aparato estomatognático, para la salud general  de sus niños.

Con respecto a los odontólogos generales, se muestran deficiencias en la capacidad de definición de las acciones para la atención inicial, pues no tienen los conocimientos necesarios y completos para hacer el diagnóstico y el plan de tratamiento de primera elección, en casos de trauma dentoalveolar.

REFERENCIAS

1.Louis HB, Blanco L. Manual clínico de traumatología dental. Madrid España: Elsevier mosby; 2008.

2.Lars A. Epidemiology of Traumatic Dental Injuries. Pediatr Dent 2013; 35:102-5

3.Raoof M, Shokouhinejad N, Izadi A, Nourzadeh M, Afkham A, Farshid-Reza Forghani, et al. Long-term effect of an educational intervention regarding dental trauma first aid: a phase II study. Dent Traumatol. 2014; 30: 296–301.01; 1-2   

4.Krastl G, Filippi A, Weiger R. German general dentists' knowledge of dental trauma. Dent Traumatol 2009; 25: 88-91.

5.Valdepeñas J, Adanero A, Planells P. Estado actual de los conocimientos sobre el manejo de los traumatismos dentales en los profesionales sanitarios de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid. Cient. Dent. 2016; 13(2): 113-122

6.Al-Asfour A, Andersson L, Al-Jame Q. School teachers’ knowledge of tooth avulsión and dental first aid before and after receiving information about avulsed teeth and replantation. Dent Traumatol. 2008; 24: 43–49

7.Fujita et al. Knowledge of emergency management of avulsed tooth among Japanese dental students. BMC Oral Health. 2014; 14:34

8.Baginska J, Rodakowska E, Milewski R, Magdalena Wilczynska-Borawska,  Kierklo A. Polish school nurses’ knowledge of the first-aid in tooth avulsion of permanent teeth. BMC Oral Health. 2016; 16(30):1-8

9.Amel Habib Castillo. Manejo y conocimiento de los odontólogos generales y especialistas sobre traumatismos dentales (tesis). Monterrey Nuevo León: Universidad Autónoma de Nuevo León; Ago  2012.

10.Padilla E, Borges A, Fernández M,  Valenzuela E. Traumatismos dentarios: su conocimiento en los padres de familia. Rev Odont Mex. 2005; 9(1): 30-36.

11.Gómez P, Díaz O, Osorio M, Simancas A. Conocimientos, actitudes y prácticas sobre trauma dentoalveolar en docentes de instituciones educativas oficiales de Cartagena (Tesis). Cartagena: Universidad del Sinú -seccional Cartagena;  Ago. 2012.

12.Peter Parashos. Dentist’s management of dental injuries and dental trauma in Australia. Dent Traumatol. Jun 2008; 24(3): 268–271.

13.Valeiro RC. Traumatismos dentales en niños y adolescentes. Rev Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría. 2001; 1-29   

14. Loo TJ, Gurunathan D, Somasundaram S. Knowledge and attitude of parents with regard to avulsed permanent tooth of their children and their emergency management-Chennai. Indian Soc Pedod Prev Dent. 2014; 32(2):97-107.

15.Mishra L, Kumar M, Nishant.Rehabilitation of Fractured Tooth by a Custom Made Fibre Reinforced Composite PostInt. J. Odontostomat. 2012;6(3): 323-326  

16.Balsam S, Nassif N. Impact of audiovisual method in educating. Dent Traumatol. 2014; 30(3): 216–221

17.Oyangure S. Medios de almacenamiento para preservar dientes avulsionados. Odontol Pediatr. 2011; 10(1); 28-38.

18.Menezes M, Carvalho R, Accorsi T, De-Deus G, Moreira E, Silva J. Knowledge of dentists on the management of tooth avulsion injuries in Rio de Janeiro, Brazil. Oral Health Prev Dent. 2015; 13 (5): 457-60

19.Anthony J, DiAngelis, Jens O, Andreasen, Kurt A. Ebeleseder, David J, Et al. International Association of Dental Traumatology guidelines for the management of traumatic dental injuries: Fractures and luxations of permanent teeth. Dent Traumatol. 2012; 28: 2–12

20.Yadav S, Sisodia N, Jha V, Yadav M. Dental exarticulation. Niger J Clin Pract. 2015; 18(3): 426-428

21.Rodríguez M, Fernández C. Manejo odontológico de una avulsión dental. RDOE. 2015; 11; 47-59.

22.Karayilmaz H, Kirzioglu Z, Gungor O. Aetiology, treatment patterns and long-term outcomes of tooth avulsion in children and adolescents. Pak J Med Sci. 2013; 29(2): 464-68.

23.Poi W, Sonoda C, Martins C, Melo M, Pellizzer E, Mendonca M, Panzarini S. Storage Media For Avulsed Teeth. Braz Dent J.2013; 24(5): 437-445

24.Elif B , Duygu Y, Seiko Y. What is the Best Root Surface Treatment for Avulsed Teeth?. Open Dent J. 2014; 8; 175-179

25.Day P, Duggal M. Interventions for treating traumatised permanent front teeth: avulsed (knocked out) and replanted. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2010;10: 14-8.