Alteraciones visuales referidas por estudiantes de una  Facultad de Odontología de la ciudad de Medellín

Visual alterations referred by students of a School of Dentistry of the city of Medellin

Valeria Yepes Zapata 1,Olga Lucia Maya Álvarez 2  , Juan Esteban Gómez Montoya 3, María Alejandra Ríos Monsalve 4, Sonia Elena Pineda Higuita 5


1Estudiante de 10° semestre de Odontología. Fundación Universitaria Autónoma de las Américas. E-mail: valeria.yepes@uam.edu.co

2 Estudiante de 10° semestre de Odontología. Fundación Universitaria Autónoma de las Américas. E-mail: olga.maya@uam.edu.co

3 Estudiante de 10° semestre de Odontología. Fundación Universitaria Autónoma de las Américas. E-mail: juan.gomez@uam.edu.co

4 Estudiante de 10° semestre de Odontología. Fundación Universitaria Autónoma de las Américas. E-mail: maria.rios@uam.edu.co

5 Mg. Salud Pública. Profesora investigadora Facultad de Odontología y Grupo de Investigación en Salud y Comunidad –GISCo de la Fundación Universitaria Autónoma de las Américas. E-mail: sonia.pineda@uam.edu.co

Autor de Correspondencia: Valeria Yepes Zapata. Dirección: calle 34 A N°. 76-35. Valeyepes25@hotmail.com

Declaración de conflictos de intereses: los autores no declaran conflicto de intereses.

El proyecto fue financiado con recursos de la Fundación Universitaria Autónoma de las Américas.


Recibido 07 de Noviembre 2016/Enviado para modificación 12 de Noviembre 2016/ Aceptado 30 de Noviembre 2016

RESUMEN

Objetivo: determinar las  alteraciones visuales referidas por estudiantes de 5to-10mo semestre de una Facultad de Odontología de la ciudad de Medellín, 2016. Métodos: estudio descriptivo de corte transversal, con enfoque cuantitativo; la muestra estuvo constituida por 97 estudiantes de 5 a 10 semestre de una facultad de odontología de la ciudad de Medellín. Para la recolección de la información se utilizó una encuesta la cual contenía información acerca de variables sociodemográficas, signos y síntomas oculares, utilización de medidas de protección y tipo de luz utilizada en los procedimientos. El análisis de la información incluyó porcentajes, medias y desviación estándar. Se realizó además prueba de chi2. Resultados: la edad promedio de los encuestados fue de 23 años, el 9,1%(17) son hombres y el 80,9% (72) son mujeres. Las horas que los estudiantes dedican a labores clínicas son en promedio 12,96 horas. Se encontró además que el 69,7%(62) utiliza gafas de protección al momento de atender a sus pacientes. La presencia de dolor de cabeza, visón doble, visión borrosa, mareo, lagrimeo y puntos oscuros solo una pequeña parte de los encuestados manifestaron presentar este tipo síntomas. Conclusiones: las alteraciones visuales referidas en el presente estudio evidencian la necesidad de realizar estudios sobre el estado visual en los estudiantes y detectar los posibles trastornos oculares y de ser posible, tratarlos antes de que ocasione daños irreversibles, aunque  este tipo de manifestaciones no necesariamente se deban a la exposición en la clínica sino que se hallan adquirido con anterioridad.

PALABRAS CLAVE: signos; síntomas; estudiante; odontología; ocular (DeCs)

ABSTRACT

Objective: to determine the visual alterations referred by students from 5th to 10th semester of a School of Dentistry of the city of Medellín, 2016. Methods: descriptive study of cross section, with quantitative approach; the sample consisted of 97 students from 5 to 10 semester of a dentistry faculty of the city of Medellin; for the collection of information about sociodemographic variables, ocular signs and symptoms, protection measures and type of light. For the analysis of the information a database was constructed in Excel and a descriptive statistic was made that included percentages, means and standard deviation. Results: the average age of the respondents was 23 years, 9.1% (17) are men and 80.9% (72) are women. The hours that students dedicate to clinical work are on average 12.96 hours. In addition, 69.7% (62) protective glasses are used when caring for their patients. The presence of headache, double vision, blurred vision, dizziness, lacrimation and dark spots only a small part of the respondents reported presenting this type of symptom. Conclusions: the visual alterations referred by students evidence the need to perform studies on visual status in students and detect possible eye disorders and be possible, treated before that causes irreversible damage, although this type of manifestations are not necessarily due to exposure in the clinic but are acquired beforehand.

KEYWORDS: signs; symptoms; student; dentistry; ocular (DeCS).

INTRODUCCIÓN

Las alteraciones del sistema visual, ya sea en su funcionamiento o en su estructura, generan dificultades para el desempeño normal en las actividades de la vida cotidiana. El término enfermedad ocular se refiere a todas las alteraciones o lesiones de tipo visual que puede sufrir cualquier profesional incluido el Odontólogo, como consecuencia del desempeño de su profesión.

Los trastornos oculares en odontólogos que ejercen la práctica clínica pueden ser adquiridos como consecuencia de la exposición a diferentes factores tales como: materiales, polvos, pasta profiláctica, metal, acrílico, tipo de lámpara de fotocurado, fragmentos de materiales restauradores, entre otros, los  cuales sino se tiene las medidas necesarias para su manejo puede generar daños como las lesiones oculares que van desde la fatiga ocular, infecciones, cuerpos extraños que se introducen en el ojo, hasta abrasiones de la córnea, lesiones en la retina o algún tipo de ceguera (1, 2).

Existen otros factores como la administración de algunos medicamentos, entre los que se destacan broncodilatadores, antihistamínicos, neurolépticos, diuréticos, anti infecciosos, antiepilépticos, analgésicos, antidiabéticos, los cuales pueden influir en la aparición de trastornos y enfermedades a nivel ocular (3). La mayor parte de los efectos adversos oculares inducidos por los fármacos de uso sistémico son reversibles si se detectan a tiempo, siendo el más frecuente el síndrome del ojo seco. Sin embargo, si no se detectan a tiempo, los efectos tóxicos pueden progresar y causar al ojo daños irreversibles que en muchas ocasiones disminuyen la agudeza y/o la calidad visual (4).

Las causas principales que puedan propiciar un daño ocular son por trauma, fatiga e infección, en la que en esta última su tratamiento con algunos medicamentos pueden modificar las características ópticas del ojo y provocar hipermetropía, miopía o presbicia funcionales, es decir, sin que exista alteración anatómica que los justifique (5). Existen otros riesgos que pueden afectar la salud ocular del profesional de Odontología como el tipo de luz, la iluminación artificial, la iluminación general no uniforme, iluminación localizada de apoyo y general localizada como en el caso de la luz halógena y la emitida por el láser (4).

La bioseguridad es un componente indispensable en la práctica odontológica y tienen como objeto proteger la salud y la seguridad tanto de profesionales como de los pacientes, frente a los diferentes riesgos producidos por agentes biológicos, físicos, químicos y mecánicos (5). Razón por la cual se hace indispensable incentivar el empleo de barreras de protección a nivel ocular, ya que el trauma a nivel ocular es un problema de salud pública, considerado como el tercer motivo de hospitalización de causa ocular y el segundo de compromiso visual después de la catarata, siendo prevenibles el 90 % de estas lesiones (4). Por esto la importancia del uso y cuidadoso manejo de estos equipos, tanto entre los odontólogos en formación, estudiantes de odontología como entre las auxiliares de consultorio odontológico. La bioseguridad es conceptuada como el conjunto de acciones que visan la prevención, minimización o eliminación de los riesgos inherentes a las actividades de investigación, producción, enseñanza, desarrollo tecnológico y prestación de servicios, riesgos que pueden comprometer la salud del hombre o la calidad de trabajo desarrollado (6).

En la práctica odontológica no solo afecta al equipo de salud bucal el cual presta su servicio, también se ve afectado personal externo como otros empleados y los mismos pacientes se verán en riesgo. En el manejo del equipo y el instrumental empleado en la clínica odontológica se constituye un factor de riesgo, por esto, en la profesión deben cumplirse con los mismos métodos de esterilización y asepsia de los instrumentos de uso médico. Actualmente, los profesionales de odontología tienen conocimiento de los efectos y problemas que trae la falta de protección ocular y aun así, muchos profesionales no la usan o la usan de manera incorrecta y no la proporcionan a sus pacientes (7).

En este orden de ideas se consideran que las enfermedades oculares más comunes son causadas por la falta de protección requerida ocasionando principalmente traumas oculares, seguido por infección y fatiga. Dentro del marco de las ciencias de la salud, la Odontología, es considerada una profesión de alto riesgo, ya que los profesionales se exponen diariamente a diferentes factores de riesgo relacionados con la parte visual y es necesario el uso de normas efectivas de protección y prevención (8).

La infección ocular debido a la contaminación de las áreas vecinas puede ser provocada por el contacto directo por las manos sucias al ser llevadas a la cara. La adecuada protección de los ojos mediante el uso de careta y guantes, evitando tocar los ojos con las manos contaminadas minimiza los problemas oculares que puedan llegar a ser irreversibles. Es difícil poder resumir los casos descritos de lesiones oculares producidas en ambientes odontológicos, pues se han referido tantos y tan variadas afecciones que toda la patología se encuentra asociada a esta condición de infección ocular; no obstante, pueden clasificarse de la siguiente forma: alteraciones vegetativas, lagrimeo, blefaritis, hiperhemia conjuntival, queratitis, glaucoma (8). También puede haber destrucción del tejido glandular lagrimal y salival. Sus síntomas más frecuentes y tempranos son la sequedad oral y ocular. La sequedad oral dificulta que el paciente hable, deguste y mastique correctamente (9).

Este trabajo se propone dar a conocer los riesgos de no acatar las normas de protección ocular, y presentar acciones educativas como medidas preventivas de manera que el Odontólogo las aplique en su entorno laboral cotidiano, disminuyendo problemas relacionados a nivel ocular. La protección ocular tiene como finalidad prevenir infecciones o traumas a través de salpicaduras, aerosoles o micro gotas flotantes en el ambiente generadas durante la consulta odontológica (10).

El objetivo de esta investigación fue determinar  las alteraciones visuales referidas por estudiantes de 5to-10mo semestre de una  Facultad de Odontología de la ciudad de Medellín, 2016

MATERIALES Y MÉTODOS

Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal, el cual permitió determinar las alteraciones visuales referidas en un grupo de estudiantes que realizan prácticas clínicas en una Facultad de Odontología de la ciudad de Medellín, realizado entre los años 2016 y 2017. La población estuvo conformada por 300 estudiantes de una Facultad de Odontología matriculados en los niveles de quinto a décimo, quienes realizaban práctica clínica en escenarios reales. Para el cálculo de la muestra se tuvo en cuenta un nivel de confianza del 95% y un error de 5%. Los criterios de inclusión consideraron a estudiantes del programa de Odontología que se encontraban matriculados en los semestres del 5to-10mo de dicha institución y que estuviesen en práctica clínica, mayores de 18 años y que desearan participar libremente del estudio.

Todos los participantes firmaron el consentimiento informado. Como criterio de exclusión se definió el no realizar trabajo clínico, encontrarse en estado de gestación, tener patologías sistémicas que presentasen alteraciones a nivel ocular diagnosticadas, además que se encontraran consumiendo fármacos que presentaran alguna consecuencia a nivel ocular.

Para la recolección de la información se utilizó una encuesta estructurada con variables sociodemográficas como la edad, el sexo, afiliación a la seguridad social, semestre, signos y síntomas asociados a enfermedades oculares, uso de medidas de protección y tipo de luz manipulada en los procedimientos. Para la obtención de la información, el equipo de trabajo se desplazó a cada uno de los grupos y les dio a conocer los objetivos de la investigación, se firmó el consentimiento informado y se procedió con el desarrollo de la respectiva encuesta.

Para el análisis de la información se construyó una base de datos en Excel y se realizó una estadística descriptiva que incluyó porcentajes, medias y desviación estándar y un análisis bivariado. El proyecto fue aprobado por el comité de ética de la Fundación Universitaria Autónoma de las Américas (Acta N° 24 de agosto 16 de 2016) y fue considerada como una investigación de riesgo mínimo según la resolución 008430 de 1993 y la declaración de Helsinki.

RESULTADOS

Características generales de la muestra

La muestra incluyó 101 estudiantes de una Facultad de Odontología en la ciudad de Medellín, pero por razones de calidad de la información se omitieron 4 encuestas, quedando un total de 97 sujetos de estudio como válidos. Del grupo, el 81,4 % (n=79) fueron mujeres y el 18,6 % (n=18) hombres. Sobre la edad, las características generales de la muestra evidencian diferentes rangos, de 19 a 22 años (48,5 %), de 23 a 27 años (42,3 %) y de 28 a 35 años (9,3 %). La mayoría (88,7 %) se reportaron como afiliados al sistema general de seguridad social en salud y del grupo total de la muestra se clasificaron según su estado civil como solteros el 86,6% (tabla 1).

Tabla 1. Características generales y sociodemográficas de los estudiantes de odontología del 5° al 10° semestre.

Fuente: grupo investigador

 

Sobre la participación de la muestra en actividades de atención clínica, el 58,8 % de los encuestados realiza 12 horas a la semana de labores clínicas directas, mientras que el 14,4 %, realiza hasta 16 horas a la semana. En cuanto a la distribución por niveles según el semestre en que participan, los datos muestran que se mantienen grupos similares, sin embargo, el grupo del semestre octavo, tiende a ser un poco superior (28,9 %).

Presencia de enfermedad ocular  

Al evaluar la presencia de enfermedad ocular se encontró que el 32 % considera que es adquirida y el 19,6 % que es genética. El 17,5 % de la muestra refiere miopía y el 10,3 % astigmatismo. Un grupo en menor proporción refirió padecer hace tres años padece la enfermedad ocular (5,2 %). El 44,3 % manifiesta tener control de la enfermedad y el 7,2 % respondió que la enfermedad ocular no le afecta el desempeño de sus actividades. Se encontró que la mayoría de los estudiantes evaluados (95,9 %) no ha tenido ninguna intervención quirúrgica a nivel ocular en relación con un grupo menor (1 %) que si ha tenido algún tipo de cirugía de corrección refractiva. Con relación a la medicación se halló que el 5,2 % toma medicamentos para el control de la enfermedad, el 8,2 % posee algún tipo de enfermedad sistémica y de las enfermedades diferentes a las oculares manifestadas por los estudiantes el 2,1 % respondió tener gastritis (tabla 2).

 

Tabla 2. Estado de salud ocular de los estudiantes de odontología del 5° al 10° semestre.

Fuente: grupo investigador

 

Signos y síntomas oculares      

Los signos y síntomas referidos por los participantes de la investigación se muestran en la tabla N° 2, donde se evidencia que el 36,1 % (n=35) manifestó dolor de cabeza, el 32 % (n=31) fatiga después de realizar la actividad clínica, y el 20,6 % (n=20) evidenció presentar visión borrosa. Los demás signos y síntomas manifestados en orden de importancia fueron ardor, picazón y lagrimeo, después de realizar actividades en la clínica.  

Características de las condiciones de trabajo

Con relación a las condiciones de trabajo del total de participantes encuestados el 57,7 % manifestaron practicar una buena posición al momento de atender a sus pacientes, con diferencia al 25,8 % que no la tiene. El 70,1 % utiliza gafas, el 16,5 % no las utiliza. El 96,9 % esteriliza el material adecuadamente, mientras que el resto del grupo (3,1 %) no lo hace. Sobre el antecedente de accidentes laborales, solo el 4,1 % manifestó haber tenido algún tipo de accidente relacionado con su actividad clínica. En cuanto a tipo de luz, en la tabla 3 se muestran los diferentes tipos de luz utilizadas por los estudiantes durante el desarrollo de su labor clínica, siendo la luz amarilla la más utiliza en un 42,3 %, seguida por la LED-amarilla, blanca, otras, láser LED y LED-UV respectivamente (tabla 3).

Tabla 3. Tipo de luz utilizada por los estudiantes de odontología del 5° al 10° semestre.

Fuente: grupo investigador

Hallazgos del análisis bivariado

Se encontró asociación estadísticamente significativa entre el sexo y el número de horas que realiza labor clínica a la semana (p=0,002), entre la salud ocular y el sexo (p=0,012) y haber tenido alguna intervención quirúrgica con la edad (p =0,032). No se encontró asociación significativa entre la presencia de dolor ocular después de su labor clínica, el sexo y la edad; los hallazgos muestran ausencia de asociación entre la presencia de lagrimeo después de su labor clínica y la edad, la presencia de puntos oscuros y el sexo y la presencia de picazón, edad y sexo. Tampoco se presentó asociación entre la presencia de visión borrosa después de la labor clínica sexo, edad y visión doble, mareo, sexo y edad y fatiga edad. Finalmente, no se encontró asociación significativa entre utilizar gafas al momento de atender a los pacientes, el sexo y tipo de luz.  

DISCUSIÓN

El Odontólogo se ve expuesto a diferentes factores de riesgo relacionados con el ejercicio profesional, entre los cuales se destacan físicos, químicos, biológicos, ergonómicos y relacionados con la visión; la exposición a materiales e instrumentos utilizados en diferentes procedimientos pueden afectar la agudeza visual incluso influir en la aparición de fatiga, enfermedades oculares y traumas.

En nuestro estudio se encontró que el 17,5 % referían tener miopía y el 10,3 % astigmatismo, en un estudio similar se evaluaron estudiantes de odontología de 5 y 9 semestre y se halló que el 58,3 % presentaba miopía y el 33,3 % astigmatismo.

Además, se evaluó si habían presentado algún daño ocular por el mal uso de lámparas de fotocurado usadas en su labor clínica y se encontró que el 7 % había tenido algún daño (5). En nuestro estudio no se obtuvo información relevante al respecto.

En este estudio se tuvo en cuenta enfermedades sistémicas que repercuten en la salud ocular como, por ejemplo: enfermedades vasculares como la hipertensión arterial que lleva a una retinopatía hipertensiva, enfermedades endocrinas, enfermedades neurológicas y enfermedades neoplásicas, las cuales se tuvieron en cuenta al momento de la selección de los participantes (11).

Las alteraciones visuales provocan un deterioro de la calidad de vida, pueden influir en disminuir el rendimiento laborar o traer consecuencias en la atención a los pacientes. En un estudio realizado en estudiantes de postgrado de odontología en una Universidad de Venezuela, el 47,2 % usan algún tipo de protector ocular (12); para el caso de nuestro estudio, el 70,1 % utiliza gafas en relación con el 16,5 % que no utiliza, siendo muy superior los hallazgos encontrados en la muestra del grupo de estudiantes de Medellín. Otro estudio realizado sobre prevalencia de accidentes ocupacionales en estudiantes de odontología muestra que el 2,9 % de los encuestados usan gafas como protector ocular, lo que refiere la poca importancia a este tipo de protección con relación a los hallazgos del presente trabajo (13).

Como medidas de protección el odontólogo debe utilizar mascarilla y gafas protectoras, ya que a veces se producen salpicaduras o saltan elementos sólidos (tejido dentario, etc.) a la zona ocular y pueden generar algún tipo de afectación, además de radiaciones (14). Para el caso del presente estudio se encontró que el 40,4 % de los estudiantes de quinto a decimo semestre, usan luz LED seguido de la luz amarilla. Respecto a la iluminación el trabajo directo con el paciente requiere un esfuerzo de acomodación por parte del profesional, que cambia constantemente del plano de trabajo al de localizar un instrumento y al resto de la sala, por lo tanto, uno de los requerimientos esenciales para conseguir eficacia en el trabajo con un mínimo de fatiga es una iluminación adecuada, ya que la iluminación deficiente fatiga los ojos, produce dolores de cabeza, irritación ocular y alteración del sistema nervioso. La exposición directa y continua a lámparas de foto polimerización y sin ninguna protección puede producir daños en la retina (15).

En este estudio se encontró que 42,3 % utiliza luz amarilla la cual no es la más recomendada porque cambia la percepción del color al momento de la visualización en la práctica odontológica, puesto que genera mayor fatiga ocular. Es evidente que el tema de la iluminación deficiente aumenta considerablemente la posibilidad de que las personas cometan errores cuando están en su lugar de trabajo aumentando la probabilidad de ocurrencia de accidentes. Adicionalmente, una mala iluminación puede provocar la aparición de fatiga visual, “con los pertinentes perjuicios que esto representa para la salud de las personas: problemas en los ojos como sequedad, picor o escozor; dolor de cabeza, cansancio, irritabilidad, mal humor, entre otros problemas (16).

Una exposición prolongada a la luz azul generada por las lámparas de fotocurado puede producir trastornos en los ojos del operador, del paciente y del personal auxiliar si no se toman las debidas precauciones,  como lo demuestra Un estudio realizado por Ham (1983) en monos rhesus demostró que se podían producir quemaduras retínales en estos monos tras exposiciones a la luz azul inferiores a un segundo y que las quemaduras aumentaban su gravedad a medida que se incrementaba el tiempo de exposición. A este tipo de daño ocular se le ha denominado retinitis solar. Estudios realizados por Ham y Chen muestran, que cuando los rayos UV-A y la luz azul impactan la retina, las ondas de luz inhiben la formación de la sustancia química citocromo oxidasa la cual transporta oxígeno al fotorreceptor y a otras células de la retina. Sin el citocromo se produce degeneración irreparable en la retina (6).

El alcance de la investigación permitirá concientizar  a los estudiantes de la importancia de la utilización de las norma  de protección en general. Este trabajo se propuso dar a conocer los riesgos de no acatar las normas de protección ocular, y presentar acciones educativas como medidas preventivas de manera que el Odontólogo las aplique en su entorno laboral cotidiano, disminuyendo problemas relacionados a nivel ocular. La protección ocular tiene como finalidad prevenir infecciones o traumas a través de salpicaduras, aerosoles o micro gotas flotantes en el ambiente generadas durante la consulta odontológica.

Los resultados de esta investigación, deben incentivar a la sociedad de odontólogos y a quienes se encuentran en proceso de formación a generar   una cultura del autocuidado tanto a nivel ocular como general, ya que un inadecuado uso de los implementos de bioseguridad trae como consecuencia diferentes alteraciones en la salud. Respecto  a las limitaciones, sería importante el conocer cómo se comporta este mismo fenómeno pero en profesionales que llevan años en esta profesión, donde tal vez se hubiese podido encontrar algunas alteraciones oculares desarrolladas debido a su labor y poder realizar un análisis  clínico para determinar el estado de salud visual.

Conclusiones

Los estudiantes incluidos en este estudio se caracterizaron por ser en su gran mayoría mujeres, con un estado de salud general relativamente bueno, son pocos los que refieren dolor ocular después de su labor clínica. Respecto a presencia de dolor de cabeza, visón doble, visión borrosa, mareo, lagrimeo y puntos oscuros solo una pequeña parte de los encuestados manifestaron presentar este tipo síntomas. Lo anterior obliga a tener presente la importancia que implica un estudio visual temprano para detectar los posibles trastornos oculares y, de ser posible, tratarlos antes de que ocasione daños irreversibles.

Es importante que el profesional del área odontológica tenga una idea clara de los posibles problemas de afectación ocular y de las posibilidades y limitaciones en las que se pueden enfrentar en la práctica clínica y asuma medidas de autocuidado para prevenir futuras enfermedades.

REFERENCIAS

  1. Cáceres L, Pérez I, Arias D, Aránzazu G. Evaluación de un protocolo de protección visual y auditiva en estudiantes de odontología. Revista Ustasalud 2011; (10): 91 - 97

  2. Giraldo A, Hernández A, Jaramillo I, Lerma M, Zamora I. Examen oftalmológico en estudiantes de odontología y su relación con el uso de la lámpara de Fotocurado. Rev. Estomat. 2010; 18(2):7-10.

  3. Reacciones adversas a medicamentos. Alteraciones de la refracción   y de la acomodación por medicamentos. Notificaciones en niños y adolescentes. Boletín informativo del centro de farmacovigilancia de la comunidad de Madrid. 2014;21;(3). Disponible en: https://seguridadmedicamento.sanidadmadrid.org/RAM/vol-21/Vol21n%C2%BA3octubre2014.pdf. Consultado mayo 25 de 2017.

  4. Rodríguez V. Efectos adversos oculares de fármacos sistémicos. Med. leg. Costa Rica 2013; 30(1):117-122.

  5. Giraldo A, Hernández A, Jaramillo I, Lerma Zamora I. Examen oftalmológico en estudiantes de odontología y su relación con el uso de la lámpara de Fotocurado. Rev. Estomat. 2010; 18(2):7-10.

  6. Calero J, Castro G, Martínez M. Conocimientos de bioseguridad durante el uso de la lámpara de fotocurado en odontología estética. Revista de estomatología.2004;12(2):20-27.

  7. Raniel Fernandes, et al. Prevalencia de accidentes ocupacionales en estudiantes de odontología de la Universidad Federal de Río Grande del norte, Brasil.Acta Odontológica Venezolana
    Volumen 50, No. 2, Año 2012.Disponible en: https://www.actaodontologica.com/ediciones/2012/2/art-11/. Consultado el: 24/09/2018.

  8. Pons S, et al. Patología Ocular Secundaria a infección focal odontológica a propósito de un caso de Uveítis.Revista Europea de Odonto-Estomatología Volumen XII – N.5 septiembre-octubre 2000.

  9. López  R, et al. Afectación oral en el paciente con síndrome de Sjögren primario. Manejo multidisciplinar entre odontólogos y reumatólogos. Reumatol Clin. 2015;11(6):387–394

  10. Garza A. Control de infecciones y bioseguridad en odontología.2 edición. México, D.F.   Editorial El Manual Moderno. 2016.

  11. Andonegui J. Manifestaciones oculares de las enfermedades Sistémicas. Anales Sis San Navarra.2008;31(3):7-11.

  12. Albornoz E, et al. Barreras protectoras utilizadas por los estudiantes de post-grado de la facultad de odontología de la universidad central de Venezuela. 2008; 46 (2);1-7.

  13. Arrieta K, Díaz S, González F. Prevalencia de accidentes ocupacionales y factores relacionados en estudiantes de odontología. Rev. salud pública. 2013;15 (1): 23-31.

  14. Zenteno P. Bioseguridad en Odontología. Rev. Act. Clin. Med. 2011;15:818-821.

  15. Guía de práctica clínica en salud oral.Bioseguridad. Bogotá, D.C. 2010 http://www.saludcapital.gov.co/DSP/Documentos%20Salud%20Oral/Gu%C3%ADa%20de%20Pr%C3%A1ctica%20Cl%C3%ADnica%20en%20Salud%20Oral%20-%20Bioseguridad.pdf. Consultado el 17 de mayo  de 2017.

  16. Beltrán J, Merchán C. Niveles de iluminación y su relación con los posibles efectos visuales en los empleados de una IPS de Bogotá. Fisioterapia Iberoamericana. Mov. cient. 2013;7 (1): 31-37.

AGRADECIMIENTOS

A los estudiantes que participaron del estudio.