Untitled Document

 

HABITOS DE ALIMENTACION EN MENORES DE 36 MESES DE EDADY SU RELACION CON LA CARIES DE INFANCIA TEMPRANA TIPO II.

 

EATING HABITS IN CHILDREN OF 36 MONTHS OF AGE AND RELATIONSHIP TO EARLY CHILHOOD CARIES

 

 

Andrés Salas Zambrano*
Viviana Pizano**
Guillermo Alvarado**
Ximena Díaz **

________________________________________

*Odontólogo, Especialista en Docencia Universitaria, Magister en Epidemiologia (c), Docente investigador Facultad de Odontología, Universidad Cooperativa de Colombia-Pasto.
** Facultad de Odontología Universidad Cooperativa de Colombia- Pasto.
........................................................................................................................................................................................................................................

Recibido 02 de Agosto 2015/Enviado para modificación 18 de Agosto 2015/Aceptado 28 de Agosto 2015

 

RESUMEN

Objetivo. Determinar la asociación de las prácticas de alimentación con la caries de infancia temprana tipo II en niños menores de 36 meses de edad. Métodos. Estudio observacional, analítico, de casos (122) y controles (296). Se entrevistaron a las madres de los menores, mediante encuestas con variables sociodemográficas y las prácticas de alimentación de los niños. Se usó consentimiento informado para padres de los menores. Se calcularon Odds Ratio de Mantel y Haenszel y sus Intervalos de  confianza al 95%,  usando chi2 y el test  exacto  de  Fisher. Resultados. El promedio de edad de los menores se encontró alrededor de los dos años de vida. Tanto en los casos como en los controles hubo más hombres que mujeres y la raza predominante fue la mestiza. El OR del uso del biberón fue de 1,14 p= 0.015, y tener una alimentación que combine la lactancia materna junto con alimentos sólidos tuvo un OR de 0,31 p=0.0001. La práctica de lactancia materna, la duración de la lactancia materna, el uso del chupo de entretención, el uso endulzado del chupo y la alimentación mediante taza o cuchara, no mostraron asociación con la CIT tipo II. Conclusiones. Uso de biberón, tener alimentación únicamente con alimentos sin haber tenido nunca lactancia materna, tener una dieta moderada y altamente cariogénica, mostraron asociación como factores de riesgo para el desarrollo de la CIT tipo II. Tener alimentación con alimentos en combinación con lactancia materna, mostró asociación como factor protector para el desarrollo de la CIT tipo II.

PALABRAS CLAVE: Caries de infancia temprana; Lactancia materna; Biberón; Alimentación; Niños menores de 36 meses.


ABSTRACT

Objective. To determine the association of the feeding practices with the type II early childhood caries in children younger than 36 months of age. Methods.  An observational analytical case-control study with 122 cases and 296 control panel. The mothers of the underage were interviewed using a survey for socio-demographic variables and feeding practices related to their children. The informed consent was obtained from the mothers and/or parents of the children. The Mantel and Haenszel Odds Ratio (OR), and 95% Confidence Intervals  were validated by means of chi2 and Fisher´s exact test. Results. The age average of the children was about two years of life. Both in the cases and the control panel there were more men than women and the predominant race was mestiza. The feeding-bottle use OR was 1.14 p = 0.015, and having a feeding that combines breast feeding with solid foods was 0.31 p=0.0001. The breast feeding practice, the breast feeding duration, the pacifier use, a sweetened pacifier, and feeding using cup or spoon did not show association with the type II ECC. Conclusions. The variables: Use of feeding bottle, having an on-food-exclusive feeding with no breast feeding, having a moderate and highly cariogenic diet, showed association as risk factors for the development of the type II ECC. The variable: having a feeding with food in conjunction with breast feeding, showed association as a protective factor for the development of the type II ECC.

KEY WORDS: Early childhood Caries; Breast feeding; feeding bottle; Feeding; children younger than 36 months.

 

INTRODUCCIÓN

La Caries de Infancia Temprana (CIT) se define como la ocurrencia de algún signo de caries dental en cualquiera de las superficies dentales que ocurra durante los tres primeros años de vida, especificando que el caso de con llevar un patrón especifico de lesión, como el que típicamente deja la caries del biberón, sería la manifestación severa de la CIT (1). La más integral definición de CIT propone que de ella existen tres tipos así: uno (leve): lesiones cariosas que afectan solo uno o dos dientes, molares o incisivos; dos (moderada): lesiones cariosas que afectan los incisivos superiores, los molares pueden estar o no afectados por caries y los incisivos inferiores están sanos; tres (severa): las lesiones cariosas afectan todos los dientes (2).

La CIT es un problema de salud pública que se presenta tanto en países de altos como de bajos ingresos y por cada año de aumento en la edad la prevalencia incrementa (3). Se ha reportado que la prevalencia de esta patología en menores de13meses oscila entre el 1,4 y 36 %, de los13 a 24 meses oscila entre el 2 al 97 % y de los 25 a 36 meses oscila entre el 18 y 100 % (4 -5).

Entre los factores relacionados con el desarrollo de esta patología se encuentran los hábitos alimenticios, especialmente el reemplazo temprano de la lactancia por el biberón con sustancias azucaradas, el chupete endulzado con edulcorantes, permitir que el niño duerma con el biberón en boca y una higiene oral deficiente (6) .Una salud dental deficiente en un menor de 36 meses, puede producir alteraciones alimentarias que lo conducen a retrasos en su desarrollo, dolor dental, infecciones, y alteraciones en la fonación (7), afecta el crecimiento y desarrollo de los maxilares y la oclusión dental, generando problemas estéticos, hábitos nocivos como la interposición lingual o labial, malposición dental por alteración de la erupción de los dientes permanentes (8) ,influye en el desempeño académico, puede generar ausentismo escolar y problemas psicológicos (9). Además, algunos estudios han encontrado que esta salud dental deficiente se relaciona con anemia ferropénica. Desde el punto de vista económico, impacta los gastos familiares e institucionales por el uso adicional de servicios odontológicos y de rehabilitación (10).

Se ha considerado que la práctica de lactancia es un factor protector para CIT debido a que el patrón natural de succión y deglución de la misma, minimiza el contacto de fluidos cariogénicos sobre los dientes y en caso contrario, el uso del biberón permite que todos los dientes entren en contacto con sustratos fermentables, favorecedores de los procesos de desmineralización dental. La normatividad vigente sobre promoción y prevención en salud oral para Colombia (11), define que la conservación de la salud oral se lograría con la prevención de la caries, mediante el control de placa bacteriana, la aplicación tópica de flúor y de sellantes durante la infancia. Sin embargo la población objeto de esta norma es la mayor de 1 año, edad en la cual las manifestaciones de la CIT ya se han hecho presentes.

Se ha considerado que la práctica de lactancia es un factor protector para la CIT debido a que el patrón natural de succión y deglución de la misma, minimiza el contacto de fluidos cariogenicos sobre los dientes y en caso contrario, el uso del biberón permite que todos los dientes entren en contacto con sustratos fermentables, favorecedores de los procesos de desmineralización dental.Se puede encontrar que a pesar de ser la caries de infancia temprana una enfermedad prevenible, no hay fomento de la prevención hacia la misma, siendo importante incluir en las jornadas educativas de los cursos psicoprofilacticos la participación de personal de salud bucal que oriente sobre este tema.

De esta manera, se hace necesario conocer la asociación y los factores relacionados de la alimentación de los menores de 36 meses con la CIT tipo II en el municipio de Pasto, con el propósito que la información generada por este estudio apoye y fortalezca la prestación de los servicios de promoción y prevención en salud oral en lapoblación demadres gestantesy lactantes.

MATERIALES Y METODOS

Mediante un tipo de estudio observacional, analítico, de casos y controles, estableciendo como universo a los niños y niñas menores de 36 meses de edad con presencia de dentición temporal, la población de este estudio fueron niños y niñas residentes en el municipio de Pasto con diagnóstico de caries de infancia temprana tipo II, en dos hospitales de nivel I de la ciudad de Pasto, que atienden a población de régimen subsidiado.

La definición de caso fue: niños y niñas menores de 36 meses de edad que al examen intra oral, tengan diagnóstico de (CIT Tipo II: presencia de lesiones cariosas en anteriores superiores temporales sin afectación de anteriores inferiores temporales), siendo atendidos en control posparto y control de crecimiento y desarrollo en los hospitales Civil de Pasto y el centro de salud La Rosa, residentes en el municipio de Pasto. La definición de control fue: niños y niñas menores de 36 meses de edad que al examen intra oral, no tengan diagnóstico de (CIT Tipo II), y que su procedencia sea igual a la del caso.

Dentro de los criterios de inclusión de este estudio se tomaron a los menores de 36 meses de edad, de ambos sexos residentes en el municipio de Pasto, con diagnostico visual de (CIT tipo II), que sus padres y/o responsables decidan voluntariamente participar en el estudio previa firma del consentimiento informado. Se incluyen los casos de lesiones de manchas blancas que se ajusten al patrón de lesión de (CIT tipo II). En los criterios de exclusión, se tuvo a padres o responsables de los niños, que sean menores de edad. Este estudio contó con el aval del subcomité de bioética de la Universidad Cooperativa de Colombia sede Pasto.

Para el análisis de datos se construyó una base de datos con la información de los cuestionarios en el programa Excell de microsoft, la cual se importó al programa SPSS versión 17.0. Se realizaron Tablas de 2x2, se calcularon Odds Ratio y sus Intervalos de confianza, se establecieron las pruebas de test exacto de Fisher, chi2, y análisis estadístico estratificado mediante la técnica de Mantel y Haenszel.


RESULTADOS

El emparejamiento tuvo una relación de 2,4 controles por caso, tanto el grupo de casos como el de controles, tuvo madres jóvenes y aunque existieron menores de pocos meses de nacidos, el promedio de edad de ellos se encontró alrededor de los dos años de vida. Tanto en los casos como en los controles hubo más hombres que mujeres y la raza predominante fue la mestiza, la mayoría de la población correspondió al régimen subsidiado.

Las variables: uso de biberón, tener una alimentación únicamente con alimentos sin haber tenido nunca lactancia materna, tener una dieta moderada y altamente cariogénica, mostraron asociación como factores de riesgo para el desarrollo de la CIT tipo II. La variable: Tener una alimentación con alimentos en combinación con lactancia materna, mostró asociación como factor protector para el desarrollo de la CIT tipo II.

Las variables: genero, raza, seguridad social, práctica de lactancia materna, de duración de la lactancia materna, uso del chupo de entretención, uso endulzado del chupo, alimentación mediante taza o cuchara, alimentación mixta entre lactancia y biberón o alimentos y biberón y tener una dieta bajamente cariogénica, no mostraron ninguna asociación con CIT tipo II.

DISCUSIÓN Este estudio mostró algunas variables de la alimentación de menores de 36 meses de edad, como factores de riesgo y otras como protectores de la CIT. La distribución poblacional de este estudio en relación a la seguridad social de los individuos, muestra su principal frecuencia en el régimen subsidiado, debido a que la investigación fue realizada en hospitales de nivel I, donde predomina población de escasos ingresos económicos y al mismo tiempo desventajas socioeconómicas, siendo esta realidad, uno de los determinantes en la prevalencia de la CIT en diferentes estudios (12-16).

En lo relacionado a la evaluación de asociación entre edad y género como variables relacionadas con la etiología para el desarrollo de CIT, el presente estudio no mostró evidencia de asociación, situación contraria a otros estudios que atribuyeron estas variables como factores de riesgo para la CIT (17-20).

Haciendo referencia a la alimentación que reciben los menores de 36 de edad, es importante destacar la práctica de lactancia materna, como la principal vía de alimentación que él bebe hace en sus primeros meses de vida, se ha encontrado como factor de riesgo para CIT cuando es realizada en la noche y sin medidas de higiene bucal, (21) sin embargo se recomienda mantener esta práctica de alimentación por al menos los 24 meses de edad, sin necesidad de utilizar el biberón como vehículo para alimentarse, relacionando al patrón natural de amamantamiento como un factor protector de la CIT, comportamiento que aunque no pudo ser determinado por este estudio, si se muestra en una investigación en la India (22). Este estudio encontró que la alimentación mixta entre lactancia materna y alimentos es un factor protector de la CIT, si bien este estudio no midió el horario de consumo del biberón, también encontró que esta práctica es un factor de riesgo para la CIT, pero no encontró asociación entre el uso de chupos de entretención endulzados, también relacionados en el estudio realizado en la India.

Es importante combinar este tipo de estudios con la medición de las variables relacionadas con la higiene oral de los menores, debido a que solamente por conocer si la madre fue o no sensibilizada en el fomento de la lactancia materna, razón que fue encontrada como factor protector para CIT en este estudio, otros estudios han medido adicionalmente a ello, la frecuencia y técnicas de cepillado de los menores, el uso de crema dental fluorada y el consumo de azucares entre comidas (23).

 

REFERENCIAS

Duperon DF.“Early Childhood Caries: A continuing dilema” Journal of the California Dental Association 23(2):15-25,

American Academy of Pediatric Dentistry. Policy on Early Childhood Caries(sc):Unique Challenges and treatment options: Pediatr Dent 2007/2008;29(suppl):40.

Milgrom P, Weinstein P. Caries de la niñez temprana Una perspectiva multidisciplinaria para prevención y tratamiento de la condición. Publicaciones Puertorriqueñas Editores, San Juan de Puerto Rico 2006. p43.

Twetman S, García Godoy. Salud oral del lactante. Editorial Mc Graw Hill. Clinicas odontológicas de Norteamérica; 2000. p.123-127.

Weinstein P, Harrison R, Benton T. Motivating mothers to prevent caries confirming the benefician effects of counselling.J Am Dent Assoc 2006;137(6):789-93.

Marino R, BomzaK,Scholl T, Anhat H. Nursing Bottle Caries: Characteristis of children a trisk. Clin Pedriatr1989;28.

American Academy of Pediatric Dentistry. Policyon Early Childhood Caries(sc):Unique Challenges and treatment options: Pediatr Dent 2007/2008;29(suppl):42-44.

Molina A, López A, López C, Sáez U, Caries del Biberón. Rev Clin Med Fam 2008: 2(4):184-185.

Gussy MG, Waters EG, Walsh O, Kil Patrick NM. Early Childhood Caries: Current evidence for a etiology and prevention. J Peadiatr Child Health 2006;42(1-2):37-43.

Clarke M, Locker D, Berall G, Pencharz P, Kenny DJ, Judd P. Malnourishment in a population of Young children with severe early childhood caries. Pediatr Dent 2006; 28(3);254-9.

Ministerio de la protección Social de Colombia, Resolución 00412. Norma técnica de atención para la enfermedad gingival y periodontal. Bogotá 2007.

Resini SD, Douglass JM. Psychosocial and behavioral issues in early childhood caries.Community Dent Oral Epidemiol 1998;26:32-44.

Prakash P, Subramania MP, Durgesh BH, Konde S. Prevalence of early childhood caries and associated risk factors in preschool children of urbanBangalore, India: A cross-sectional study. Eur J Dent 2012;6:141-2.

Stecksén-Blicks C, Borssén E. Dental caries, sugar-eating habits and toothbrushing in groups of 4-year-old children 1967-1997 in the city of Umea, Sweden. Caries Res 1999;33:409-14.

Tomar SL, Reeves AF. Changes in the oral health of US children and adolescents and dental public health infrastructure since the release of theHealthy People 2010 Objectives. Acad Pediatr 2009;9:388- 95.

Hallet KB, Rourke PK. Pattern and severity of early childhood caries.Community Dent Oral Epidemiol 2006;34:25- 35
Benjamin R. Oral health, the silent epidemic. Pub Health Rep. 2010;125:158.

Reisine S, Douglass JM. Psychosocial and behavioural issues in earlychildhood caries.Community Dent Oral Epidemiol 1998;26:32- 44.

Tinanoff N. Introduction to early childhood caries conference: initialdescription and current understanding. Community Dent Oral Epidemiol 1998;26:57.

Declerck D, Leroy R, Martens L, Lesaffre E, Garcia-Zattera MJ, Broucke VS,et al. Factors associated with prevalence and severity of caries experience inpreschool children. Community Dental Oral Epidemiol 2008;36:168-78.

Van Palenstein Helderman WH, Soe W, Van't Hof MA. Risk factors of early childhood caries in a Southeast Asian population. J Dent Res 2006;85:85-8.

Mita J, Ritu N, Meenkshi B, Samir D, Parul S, Arun K. Social and behavioral determinats for early childhood caries amogprescholl children in India. J.Dent Res Dent Clin Den Prospect 2015; 9(2): 115-120.

Folayan MO, Adeniyi AA, Chukwumah N, Onyejaka N, Esan A, Sofola OO. Programme guidelines for promoting good oral health for children in. Nigeria: a position paper. BMC Oral Health 2014;14:128.