Untitled Document

 

PRESENCIA DE LEVADURAS EN PACIENTES CON PERIODONTITIS

 

PRESENCE OF YEAST IN PATIENTS WITH PERIODONTITIS.

 

 

Villa Andreaa
Amezquita Ashleya
Tascón Alejandraa
Jaramillo Adrianab

 

________________________________________

aOdontólogas Universidad Santiago De Cali.
bDocente, Programa de Odontología, Universidad Santiago de Cali, Grupo de Investigación GINEYSA
........................................................................................................................................................................................................................................

Recibido 02 de Marzo 2015/Enviado para modificación 20 de Marzo 2015/Aceptado 10 de Abril 2015

 

 

RESUMEN

Objetivo. Determinar la presencia de levaduras en la microbiota subgingival en pacientes adultos con periodontitis. Métodos. Estudio transversal, descriptivo que evaluó 26 pacientes diagnosticados clínica y radiográficamente con periodontitis crónica de leve a severa, teniendo en cuanta la clasificación de Armitage de 1999. A cada paciente se le tomaron muestras subgingivales de los 4 sitios periodontalmente más afectados con el fin de cuantificar e identificar la presencia de levaduras en las bolsas periodontales, mediante cultivo en agar Sabouraud y el sistema de identificación API 20 AUX® (Remel). Se realizó un análisis descriptivo, mediante el programa Stata ver 11.0, para determinar la distribución de frecuencias de variables categóricas y rangos de las variables numéricas. Resultados. El rango de edad de los pacientes fue entre 36 y 66 años, el diagnóstico más prevalente fue periodontitis crónica severa (50%), seguida por moderada (30,8%) y leve (19,2%). En cuanto al estudio microbiológico se identificó Candida albicans en 2 (7,7%) pacientes. Conclusiones. Se encontró una baja prevalencia de Candida albicans en las muestras subgingivales de pacientes adultos con periodontitis, sin embargo esta la presencia de Candida albicans podría estar relacionada con tratamientos periodontales con respuesta negativa hacia este.

PALABRAS CLAVE: Periodontitis; microbiota subgingival; microorganismos; levaduras.

 

ABSTRACT

Objective. The presence of yeast in the subgingival microbiota in adult patients with periodontitis. Methods. Cross-sectional study that evaluated 26 patients clinically and radiographycally diagnosed with chronic periodontitis mild to severe, taking into account the classification of Armitage 1999. Each patient was taken subgingival periodontal samples of the 4 most affected sites in order to quantify and identify the presence of yeasts in periodontal pockets by Sabouraud agar culture and identification system API 20 AUX® (Remel). Descriptive statistics were performed using Stat aver 11.0, to find frequency of categorical variables and ranges for numerical variables. Results. Patients included were between 36 and 66 years old. The most prevalent diagnosis was severe chronic periodontitis (50%), followed by moderate (30.8%) and mild (19.2%). For the microbiological study Candida albicans was identified in 2 (7.7%) patients. Conclusions. A low prevalence of Candida albicans in subgingival samples of adult patients with periodontitis were found, however the presence of Candida albicans could be related to periodontal treatments with negative response to this.

KEYWORDS: periodontitis; subgingival microbiota; microorganisms; yeasts.

 

 

INTRODUCCIÓN

La enfermedad periodontal es una enfermedad inflamatoria crónica y generalmente indolora, por lo que su presencia pasa inadvertida hasta etapas avanzadas. Su progresión en el tiempo sin tratamiento puede traer como consecuencia la movilidad y posterior pérdida de los dientes afectados debido a que compromete los tejidos de soporte del diente (1). Esta patología se clasifica según sus límites de afección, la gingivitis que afecta los tejidos superficiales de protección periodontal y si esta no se trata, puede llegar a convertirse en periodontitis, este grado de severidad se considera como la destrucción de los elementos de sostén (ligamento periodontal, hueso alveolar y cemento) a través de un proceso inflamatorio inducido por microorganismos presentes en la biopelícula dental (1). En Colombia, según el IV Estudio Nacional de Salud Bucal (ENSAB IV) (2), se encontró que en una muestra equivalente al 61,8% de la población adulta, la prevalencia de periodontitis fue elevada siendo para periodontitis moderada (43,5%) seguida de periodontitis avanzada (10,6%) y periodontitis leve (7,7%). Con respecto a la etiología microbiana de las periodontitis, se encuentra evidencia de que está asociada a las bacterias como principal factor etiológico de la enfermedad (3,4). Solamente unas pocas especies son consideradas como patógenos periodontales y asociadas con el progreso de las periodontitis en adultos (5-7).

El análisis detallado de estos microorganismos podría ayudar a identificar los patógenos directamente relacionados con la enfermedad, la susceptibilidad de presentar la patología, mejor selección de agentes terapéuticos y a evaluar los efectos de los tratamientos suministrados (3, 8-10).
Estudios de investigación previos sugieren asociación entre los patógenos periodontales y bacilos entéricos en algunas poblaciones y tipos de periodontitis (11-13). Los bacilos entéricos, las levaduras y especies de Pseudomonas han sido encontradas previamente en varios sitios de la cavidad oral y relacionados con lesiones de la mucosa oral y con halitosis (14-16).

Los microorganismos de la placa dental son capaces de iniciar los mecanismos de destrucción del tejido periodontal (3-5, 17, 18)  y por consiguiente, para el manejo de algunos tipos de periodontitis, se requiere el uso de antibióticos sistémicos (19, 20). Estos, en bajas concentraciones, pueden inhibir el crecimiento de la mayoría de los patógenos periodontales; sobre todo en pacientes que no responden al tratamiento convencional (21-23). Sin embargo, algunos pacientes con periodontitis continúan con la enfermedad a pesar del uso de la terapia antibiótica sistémica; esta falta de respuesta puede ser debida a la inadecuada absorción del medicamento, al pobre compromiso por parte del paciente o a especies bacterianas resistentes a los antibióticos. También puede deberse a otros patógenos sin identificar no afectados por los agentes antimicrobianos que habitan en sitios periodontales. Estos procesos destructivos incluyen cambios bioquímicos celulares (24-27).

En su etiología intervienen factores irritativos locales como la placa dento-bacteriana, cálculos, caries dentales, obturaciones deficientes y mal posición dentaria, entre otros, capaces de inducir una respuesta inflamatoria. A su vez, pueden modificarse por factores de la susceptibilidad individual claramente identificables, tales como: enfermedades sanguíneas, diabetes mellitus, trastornos nutricionales, embarazo, acción medicamentosa y otras como la predisposición genética (28, 29).

Actualmente existe para la enfermedad periodontal una lista de aproximadamente 40 diagnósticos diferentes, según la clasificación de la enfermedad periodontal propuesta por la Academia Americana de Periodoncia (AAP, 1999) (1), entre los cuales se pueden encontrar: Periodontitis crónica, Periodontitis agresiva localizada, Periodontitis agresiva generalizada, Periodontitis como manifestación de una enfermedad sistémica. La periodontitis puede ser una manifestación de al menos, 16 enfermedades sistémicas. Hay dos formas clínicas principales de la periodontitis, periodontitis agresiva y periodontitis crónica, caracterizadas por una destrucción progresiva de los tejidos periodontales: encía, cemento radicular, ligamento periodontal y hueso alveolar. Ambas se pueden presentar en forma localizada o generalizada y pueden eventualmente conducir a la pérdida de una o más piezas dentarias (1).

En relación al diagnóstico microbiológico de la etiología de las periodontitis, es necesario realizar pruebas para la identificación de estas bacterias, lo que constituye una vía de información adicional que ayuda al clínico a establecer un diagnóstico más preciso de la situación periodontal del paciente y valorar la necesidad de establecer un tratamiento antibiótico coadyuvante al tratamiento periodontal ya que  las bacterias son necesarias para que el proceso de inflamación se inicie y se perpetúe (18).

Entre las levaduras que se han reportado como asociadas a la periodontitis se encuentra la Candida albicans, que posee factores de virulencia relevantes para las enfermedades del periodonto y que ha sido también implicada en infecciones intrahospitalarias y en la candidiasis oral (30).

El objetivo del presente estudio es determinar la prevalencia de levaduras en la microbiota subgingival en pacientes con periodontitis atendidos en la clínica odontológica de la Universidad Santiago de Cali en el período Agosto - Septiembre de 2013.

MATERIALES Y MÉTODOS

Este fue un estudio descriptivo de corte transversal, en el que se evaluaron 26 pacientes atendidos en las clínicas integrales del adulto, que se encuentran con un diagnóstico de periodontitis, teniendo en cuenta  la información establecida en la historia clínica. Para la muestra microbiológica subgingival se escogieron los 4 sitios más afectados, 1 por cada cuadrante, en cada paciente. Para cada sitio se eliminó la placa supragingival con una gasa estéril y se introdujo una punta estéril de papel absorbente (No. 30) por 20 minutos,  enseguida se transfirió a un frasco que contenía un medio de transporte VMGA III y se transportaron al laboratorio para su análisis. Las muestras fueron procesadas a temperatura ambiente en un Laboratorio de Microbiología Oral, máximo a las 24 horas siguientes. Los microorganismos fueron mecánicamente dispersados de las puntas de papel con un mezclador Vortex a máxima velocidad por 45 segundos. La suspensión luego fue diluida según el logaritmo base 10, en VMGA I o solución de dispersión anaeróbica (0,25% triptosa, 0,25% thiotona E peptona, 0,5% NaCl). Con una varilla de vidrio esterilizada se inoculó 0.1 ml de las diluciones de 10-3, 10-4 y 10-5 en tres placas que contenían agar Sabouraud. Las muestras fueron inmediatamente incubadas en ambiente aerobio a 37°C por 2 días, se contó el número de unidades formadoras de colonias. Para la identificación de las levaduras se utilizó el sistema de identificación API 20 AUX® (Remel). Todos los datos clínicos y microbiológicos se procesaron en el programa Stata ver 11.0, para obtener estadística descriptiva, con tablas de frecuencia para las variables categóricas y para las numéricas promedio, rango y desviación estándar.

RESULTADOS

Se incluyeron en el estudio en total 26 pacientes, donde se tuvo mayor presencia de mujeres que hombres (65,3% mujeres, 34,6% hombres) respectivamente, con un rango de edad entre 36 a 66 años, donde el promedio fue de 47 y la desviación estándar de 8%. La presencia de pacientes con periodontitis crónica leve fue diagnosticada en 5 pacientes (19,2%), periodontitis crónica moderada en 8 (30,7%) y periodontitis crónica severa en 13 (50%). Después de realizar el análisis microbiológico se encontró positiva la prevalencia de levaduras en surcos periodontales y se confirmó la identificación de Candida albicans en dos pacientes de género masculino con diagnóstico de periodontitis crónica leve y severa correspondiente al 7,6% de la población de estudio.

En cuanto a los hábitos, se encontró que los pacientes que presentaron  hábitos nocivos fue de 16 (61,5%). En los que se tuvieron en cuenta hábitos  como el bruxismo, deglución atípica, onicofagia, queilofagia, masticar chicle, morder objetos y succión digital. En el momento de realizar la recolección de datos sobre los hábitos higiénicos con la encuesta que se realizó para el estudio, se obtuvo que 26 (100%) de los pacientes realizaban su higiene con el uso del cepillo dental, variando entre ellos la frecuencia de cepillado e implementos accesorios para complementar su higiene. En el índice de placa se obtuvo un promedio de 46,8, que fue relativamente alto para realizar cualquier procedimiento odontológico, y que indica bajo control de este factor etiológico en los pacientes del estudio.

En relación a los factores sistémicos, se encontró que 23 (88,4%) de los pacientes presentaron compromiso sistémico, tales como: hipertensión arterial, diabetes, gastritis, hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia, colon irritable, e hipoglicemia, con una gran variación en el control médico y farmacológico de la enfermedad sistémica.

DISCUSIÓN

Las enfermedades periodontales son consideradas globalmente como enfermedades infecciosas. Existen variaciones en diferentes países del mundo en la prevalencia y en la severidad.

En la presente investigación se observaron condiciones clínicas más desfavorables en hombres que en mujeres corroborando los hallazgos de otros investigadores (31,32), quienes indicaron que pueden relacionarse con la menor demanda de asistencia odontológica por parte del sexo masculino.
 
Por otra parte, la presencia de microorganismos como las levaduras se han asociado con resistencia antibiótica a la amoxicilina y metronidazol, antimicrobianos usados frecuentemente en el tratamiento de la periodontitis (33,34). La prevalencia de levaduras en esta investigación fue más baja que la encontrada por Slots et al, quienes registraron 13 %-14 % de levaduras en bolsas periodontales de pacientes con periodontitis refractaria.

Finalmente, puesto que las especies de C. albicans están asociadas con infecciones sistémicas serias en pacientes afectados médicamente debe prestarse atención a la microbiota subgingival de pacientes con periodontitis del adulto como potencial reservorio para estos patógenos oportunistas (18).

Conclusiones
Este estudio investigó la prevalencia de levaduras en bolsas periodontales de 26 pacientes con periodontitis crónica donde se determinó que 2 (7,6%) presentaron levaduras en surcos periodontales, y se identificaron como Candida albicans.

Por ser un estudio con una muestra pequeña no se pudo realizar la comparación de los factores asociados. Se requieren futuros estudios que clarifiquen la relación de factores como la placa bacteriana, hábitos nocivos e higiénicos también los factores sistémicos en el efecto de la aparición o presencia de levaduras.

REFERENCIAS

1. Sánz M, Quirynen M. Advances in the aetiology of periodontitis. Group a consensus report of the 5th European Workshop in Periodontology. J Clin Periodontol 2005; 32: 54-56.

2. Ministerio de Salud, Colombia. IV Estudio Nacional de Salud Bucal ENSAB IV. Situación en Salud Bucal, 2015: pp 78.

3. Kinane DF, Attstrom R. Advances in the pathogenesis of periodontitis. Group B consensus report of the Fifth European Workshop in Periodontology. J Clin Periodontol 2005; 32: 130-131.

4. Elter JR, Beck JD, Slade GD, Offenbacher S. Etiologic models for incident periodontal attachment loss in older adults. J Clin Periodontol 1999; 26: 113-123.

5. Socransky SS, Haffajee AD. Periodontal microbial ecology. Periodontol 2000 2005; 38: 135-187.

6. Curtis MA, Slaney JM, Duse-Opoku J. Critical pathways in microbial virulence. J Clin Periodontol 2005; 32: 28-38.

7. Contreras A, Slots J. Active cytomegalovirus infection in human periodontitis. Oral Microbiol Inmunol 1998; 13:225-230.

8. Haffajee AD, Socransky SS. Microbial etiological agents of destructive periodontal disease. Periodontol 2000 1994; 5: 78-111.

9. Umeda M, Chen C, Bakker I, Contreras A, Morrison JL, Slots J. Risk indicators for harboring periodontal pathogens. J Periodontol 1998; 69: 1111-1118.

10. Quirynen M, De Soete M, Dierickx K, Van Steenberghe D. The intra-oral translocation of periodontopathogens jeopardises the outcome of periodontal therapy. A review of the literature. J Clin Periodontol 2001; 28: 499-507.

11. Wolff LF, Aeppli DM, Phihlstronm B, Anderson L. Natural distribution of 5 bacteria associate with periondotal disease. J Clin Periodontol 1993; 20: 699-706. 12. Slots J, Rams TE, Listgarrten NA. Yeasts, enteric rods and pseudomonads in the subgingival flora of severe adult periodontitis. Oral Microbiol Inmunol 1988; 3: 47-52.

13. Ashimoto A, Chen C, Bakker I, Slots J. Polymerase chain reaction detection of 8 putative periodontal pathogens in subgingival plaque of gingivitis and advanced periodontitis lesions. Oral Microbiol Immunol 2001; 16: 306-310.

14. Reynaud AH, Nygaard-Ostby B, Boygard GK, Eribe ER, Olsen I, Gjermo P. Yeasts in periodontal pockets. J Clin Periodontol 2001; 28: 860-864.

15. Sedgley CM, Samaranayake LP. Oral and oropharybgeal prevalence of Enterobacteriaceae in humans: a review. J Oral Pathol Med 1994; 23: 104-113.

16. Goldberg S, Cardash H, Browning H, IIII Sahly, Rosenberg M. Isolation of Enterobacteriaceae from the mouth and potencial association with malodor. J Dent Res 1997; 76: 1770-1775.

17. Van Winkelhoff AJ, Boutaga K. Transmission of periodontal bacteria and models of infection. J Clin Periodontol 2005; 32: 16-27.

18. Socransky SS, Haffajee AD. Dental biofilms: difficult therapeutic targets. Periodontology 2000 2002; 28: 12-55.

19. Choi BK, Park SII, Yoo YJ, Choi SH, Chai JK, Cho KS, Kim CK. Detection of major putative periodontopathogens in Korea advanced adult periodontitis patients using a nucleic acid-based approach. J Periodontol 2000; 71(9): 1387-94. 20. Mombelli A. Antimicrobial profiles of periodontal pathogens and systemic antimicrobial therapy. J Clin Periodontol 2005; 32: 891-892. 21. Mayorga de Fayad I, Lafaurie G, Hurtado P, Galindo R, Cadena A. Detección de Porphyromonas gingivalis y bacilos entéricos en pacientes con periodontitis crónica severa en una muestra de población de Bogotá, D. C. Rev Cient 2002; 8(1): 28-37.

22. Betancourth M, Arce R, Botero J, Jaramillo A, Cruz C, Contreras A. Microorganismos inusuales en surcos y bolsas periodontales. Colombia Médica 2006; 37(1): 6-14.

23. Botero JE, Contreras A, Lafaurie G, Jaramillo A, Betancourt M, Arce RM. Occurrence of periodontopathic and Superinfecting Bacteria in Chronic and Aggressive periodontitis subjects in a Colombian population. J Periodontol 2007; 78: 696-704

24. Jaramillo A, Contreras A, Lafaurie G. Microbiota subgingival en pacientes con enfermedad periodontal agresiva y crónica en Colombia. Memorias Revista ACFO 2002; (Abstract) p.22-30.

25. Contreras A, Doan N, Chen C, Rusitanonta T, Flynn MJ, Slots J. Importance of Dialister pneumosintes in human periodontitis. Oral Microbiol Immunol 2000; 15: 269-272.

26. Contreras A, Slots J. Herpes virus in human periodontal disease. J Periodontal Res 2000; 35: 3-16.

27. Wolff L, Dahlen G, Aeppli D. Bacteria as risk markers for periodontitis. J Periodontol 1994; 64: 498-510. 28. Bascones-Martinez A, Matesanz-Perez P, Escribano-Bermejo M, González-Moles MÁ, Bascones-Ilundain J, Meurman JH. Periodontal disease and diabetes-Review of the Literature. Med Oral Patol Oral Cir Bucal. 2011;16:722-9.

29. Rethman MP. Inflammation in chronic periodontitis and significant systemic diseases. J Calif Dent Assoc 2010;38:247-57.

30. Sykes LM, Coogan MM. Yeast counts as a measure of host resistance in dental patients. J Dent Assoc S Afr 1997;52:19-23.

31. Slots J, Feik D, Rams TE. Prevalence and antimicrobial susceptibility of Enterobacteriaceae, Pseudomonadaceae and Acinetobacter in human periodontitis. Oral Microbiol Inmunol 1990; 5:149-54.

32. Barbosa FCB, Mayer MPA, Saba-Chuifi E, Cai S. Subgingival occurrence and antimicrobial susceptibility of enteric rods and pseudomonads from Brazilian periodontitis patients. Oral Microbiol Immunol 2001; 16:306-10

33. Herrera D, Contreras A, Gamonal J, Otero A, Jaramillo A, Silva N, et al. Subgingival microbial profiles in chronic periodontitis patients from Chile, Colombia and Spain. J Clin Periodontol 2008; 35:106-13

34. Souto R, Colombo AP. Prevalence of Enterococcus faecalis in subgingival biofilm and saliva of subjects with chronic periodontal infection. Arch Oral Biol 2008; 53:155-60.