Untitled Document

DETECCIÓN DE CARIES EN PRIMEROS MOLARES PERMANENTES EN ESCOLARES EN UNA INSTITUCIÓN DE CALI, 2012

 

CARIES DETECTION IN FIRST PERMANENT MOLARS IN STUDENTS AT AN INSTITUTION OF CALI, 2012

 

 

Deisy Urbano1
Leidy Arias1
Diego Martínez2
Karina López1
Adriana Jaramillo3-4
María Cristina Arango2-5

 

 

1Odontólogo, Universidad del Valle.
2Estudiante de Odontología
3Docente, Escuela de Odontología, Universidad del Valle
4Grupo de Investigación Medicina Periodontal. Institución: Escuela de Odontología, Universidad del Valle
5Grupo de Investigación Odontología Pediátrica y Ortopedia Maxilar. Institución: Escuela de Odontología, Universidad del Valle

 

Recibido 18 de Junio 2014/Enviado para modificación 28 de Julio 2014/Aceptado 18 de Agosto 2014

 

 

RESUMEN

Objetivo. Caracterizar el estado respecto a la caries de primeros molares permanentes en niños de 5 a 7 años y describir los conocimientos de padres en relación a su erupción. Métodos. Estudio observacional, descriptivo con muestreo aleatorio estratificado por edad, a partir de listados de niños de una institución de Cali, año 2011-2012. Para calcular tamaño de muestra, se tuvo en cuenta el ENSAB III sobre historia de caries en dientes permanentes. Excluyendo niños de padres o acudientes odontólogos; con aparatología en boca; que no permitieran realizar examen clínico. Para determinar la condición de estos dientes se observó con luz natural, espejo bucal y explorador. Para el análisis clínico se removió la placa dental con cepillado, se aisló y se tuvo en cuenta los criterios de ICDAS II. Se realizó la prueba de Chi2 para el análisis univariado, con un alfa de 0,05. Resultados. La lesión 2 del índice de ICDAS II fue más prevalente, siguiendo lesión 1, 3 y 4. La mayoría niños no presentaron restauración en estos dientes, muy pocos tenían sellantes completos y pocos presentaban otro tipo de restauración. Sobre los conocimientos de los padres, más de la mitad desconocen la edad de erupción de estos dientes, llevan a sus hijos al odontólogo por prevención; solo la tercera parte refieren saber a qué edad erupciona; pocos llevan a su  hijo por dolor dental y casi la mitad por limpieza. Conclusión. La lesión 2 de ICDAS II fue la de mayor prevalencia. Es necesario el acompañamiento de los padres en el cuidado de los mismos y educación en este tópico.

Palabras clave: caries; primeros molares permanentes; Erupción; Conocimientos.


ABSTRACT


Objective. To identify status of dental caries of first permanent molars in children aged 5-7 years, and to describe the knowledge of parents in relation to their eruption. Methods. Observational, descriptive study with a random sample stratified by age, from lists of children in an institution in Cali, 2011-2012. To calculate sample size was taken into account ENSAB III on the history of caries in permanent teeth. Excluding children whose parents or guardians were dentists; with appliances in the mouth or not allowing to perform clinical examination. To determine the status of these teeth was observed with natural light, mouth mirror and explorer. For clinical analysis plaque was removed with brushing, was isolated and ICDAS II criteria were taken into account. Chi2 test was used for bivariate analysis, with alpha= 0.05. Results. The 2 ICDAS II lesion was more prevalent, followed by 1, 3 and 4. Most children did not have these teeth restored; very few had full sealants and had few other options. On the knowledge of parents, more than half of them were unaware of the age of eruption of these teeth, some of them take their children to the dentist for prevention; only a third of parents concern to know age of eruption of first molar; Few take their child for dental pain or professional dental cleaning. Conclusion. The 2 ICDAS II was the most prevalent type of lesion for first molars. Parents need to improve knowledgement and care of first permanent molars of their children.

Keywords:
caries; first permanent molars; age of eruption; Knowledge.

 

INTRODUCCIÓN

En Colombia la caries es la enfermedad oral de mayor prevalencia en la población, y esta prevalencia aumenta con la edad, de acuerdo con los resultados del Tercer Estudio Nacional de Salud Bucal (ENSAB III) donde se encontró que el 60,4% de los niños de 5 años tiene historia de caries en la dentición primaria; los 7 años la proporción ha aumentado a 73,8% (1). Sin embargo, los datos de la prevalencia de la caries dental en la dentición permanente, y específicamente, en el primer molar, son escasos. En Colombia, un estudio previo sobre los conocimientos de las madres acerca de la edad de erupción del primer molar permanente y de su importancia en la dentición de sus hijos halló que más de la mitad de las madres desconoce o no tiene un conocimiento claro respecto a la época de erupción del primer molar permanente lo que llevaría a pensar que estos dientes  tienen una mayor predisposición a sufrir caries debido a diferentes circunstancias fisiológicas, como son: la aparición en una edad temprana y su erupción sin antecesor (2 ). Por estas razones se hace necesario del acompañamiento de los padres en el cuidado de estos primeros molares, partiendo de la base de sus conocimientos sobre la erupción, prevención y riesgo.

La prevalencia de caries ocupa el tercer lugar en motivo de consulta externa, después de enfermedades respiratorias y cardiovasculares lo que se ve reflejado en los tres estudios nacionales que se han realizado durante los últimos cuarenta años en Colombia para conocer la prevalencia de la caries dental, que evaluó la relación entre conocimiento de padres y niños acerca del primer molar permanente y pérdida de dicho diente donde concluyeron que es necesario fomentar en las escuelas públicas, educación en salud oral que incluya conocimientos y brinden las herramientas que permitan la toma de conciencia sobre la importancia de estas estructuras y de su cuidado (2 ).

El objetivo del presente estudio fue caracterizar el estado con respecto a la caries dental de los primeros molares permanentes y describir los conocimientos de padres y niños respecto al proceso de erupción, riesgo y métodos de prevención para el desarrollo de la caries en este diente, mediante una encuesta exploratoria y un examen clínico.

MATERIALES Y MÉTODOS

El presente estudio fue de tipo observacional y descriptivo. La población fueron los estudiantes que asistieron a la institución Álvaro Echeverri Perea en las sedes Eduardo Riascos Grueso y Nieto Caballero de la Ciudad de Santiago de Cali en el año lectivo 2011-2012. Esta investigación fue avalada por el Comité de Ética en Humanos de la Facultad de Salud de la Universidad del Valle, de acuerdo con la normatividad vigente en Colombia (Resolución 8430 del Ministerio de Salud, 1993).

Para el cálculo del tamaño de muestra, se tuvieron en cuenta los datos del ENSAB III acerca de la historia de caries en dentición permanente, que en los niños de 5 años es de 6,4%, en los de 6 años es de 13,5% y a los 7 es de 19,9%, por lo tanto la población total de los niños escolarizados pertenecientes a la institución educativa Álvaro Echeverry Perea y sus sedes (Riascos y Nieto), comprendidos entre los 5 y 7 años de edad es de 357 estudiantes; tomando una confianza del 95%, un error del 5% y un valor de prevalencia de 13%, la muestra final fue de 117 niños que cumplieran con los criterios de selección. Se realizó muestreo aleatorio estratificado por edad, con reemplazo, a partir de los listados de niños matriculados en las instituciones; si el niño escogido no aceptaba su participación o no estaba presente al momento del examen clínico, se reemplazaba con el siguiente niño en la lista de clases.
Para determinar la condición de los Primeros Molares Permanentes (16, 26, 36 y 46) se realizó la observación clínica con luz natural debido a las condiciones del sitio de trabajo, lo cual ha sido reportado por otros autores (3,4). El examen clínico se realizó con espejo bucal y explorador. Para el análisis clínico se realizó la remoción de biopelícula dental por medio de cepillado dental, se aisló con algodones y se procedió a realizar el diagnóstico clínico con los criterios ICDAS modificado (5), bajo visión directa. Se utilizó espejo bucal y sonda para evaluar discontinuidad de la superficie, la evaluación fue hecha por dos operadores previamente entrenados, la confiabilidad fue evaluada a través de la prueba Kappa obteniéndose un valor de 98%: Uno realizó el análisis clínico y otro realizó el registro en un formato que se creó para la recolección de datos donde se consignaba el estado de los primeros molares permanentes según ICDAS II, considerándose: Diente Presente: Totalmente erupcionado o erupcionando, aún sin haber llegado al plano de oclusión y Diente Ausente: fisiológico o con extracción realizada; se realizó la verificación por código ICDAS  II (modificado) en estos dientes para determinar la severidad de la caries y el estado de la restauración, con base en esta evaluación se calculó el índice COP  con evaluación mixta para lesiones no cavitadas y cavitadas; para identificar la historia de caries del primer molar permanente por medio de evaluación clínica; Al considerar la afección, se consideró la unidad de análisis “Diente” y no superficie.

Para la evaluación de conocimientos se diseñaron dos cuestionarios con preguntas dicotómicas de selección con única respuesta, uno dirigido a padres o acudientes que contenía 11 preguntas y otro de 8 preguntas dirigido a los niños en edades comprendidas entre los 5 y los 8 años de edad; dichos cuestionarios fueron diligenciados por los padres o acudientes y niños donde se indagó sobre conocimientos, prácticas, educación y creencias con respecto a la secuencia de erupción e higiene oral general del primer molar permanente. Se analizó la comprensión del lenguaje de las preguntas, realizando una prueba piloto en el 10% de la población, y se consideró el número de respuestas correctas de cada categoría. Se excluyeron niños cuyos padres o acudientes fueran odontólogos, estudiantes de odontología o auxiliares en salud oral, niños bajo tratamiento de ortodoncia, con aparatología ortopédica que implicara la no visualización directa del primer molar permanente y aquellos que no permitieran realizar el examen clínico.

Con la información obtenida a partir de los cuestionarios diligenciados, se creó una variable de conocimiento para padres y otra para niños asignándole un valor o puntaje a cada pregunta, se discriminaron según la importancia de las opciones de respuesta y se asignaron puntajes diferenciales que fueron distintos con un valor posible de 30 puntos para padres y 25 para niños.

El análisis de los datos incluyó un análisis exploratorio de cada una de las variables para conocer su comportamiento, las variables en escala numérica se resumieron con el cálculo de las medidas de tendencia central y dispersión, mientras que para las variables categóricas se determinaron las frecuencias absolutas y relativas. Para determinar la asociación relación entre el diagnóstico de estado del primer molar y las variables independientes se realizaron pruebas Chi cuadrado y test exacto de Fisher cuando los valores esperados eran menores a 5. El nivel de significancia se estableció en 0.05.

RESULTADOS

Con relación a la distribución por edad y sexo, en la tabla 1 se observa que de los 117 participantes el 29,06%, tenían 6 años de edad y un 35,08% tenían 7 años de edad para ambos sexos. Se destaca que la tercera parte de la población se encuentra en la edad de 7 años. La muestra se distribuyó equitativamente entre (50,36%) mujeres y (49,64%) hombres.

Se encontró que el 53,0% (n=62) de la población pertenecen al estrato socioeconómico 1,  un 41,0% (n=48) corresponden a estrato 2, y tan solo un 4,3% (n=5) pertenecen a estrato 3. Se puede notar la mayoría de los participantes pertenecen a estrato 1 y 2.
Respecto a las preguntas del cuestionario dirigido a los padres o acudientes, las respuestas se presentan en la tabla 2. De las respuestas, se destaca que un alto porcentaje de ellos 87,2% (n=102)  respondieron que conocían la importancia de los dientes permanentes, y tan solo un 11,1% (n=13) no la conocen o no saben. El  30,8% (n=36) reportaron saber a qué edad sale el primer molar permanente, mientras que un 68,3% (n=80)  expresaron no saber. Lo que muestra que existe un alto nivel de personas que consideran no saberlo. El 24,8% (n=29) afirmaron haber recibido charlas de erupción del primer molar, en contraste con un 72,6% (n=85) que reportaron no haber recibido dichas charlas, el 49,6% (n=58) de la población encuestada refiere haber recibido charlas de cómo se evita caries en el primer molar permanente en contraste con un 47,0% (n=55) que no las han recibido. Obsérvese que el 79,5% (n=93) de los padres ha recibido alguna vez enseñanza sobre técnica de cepillado, mientras que un 17,1% (n=20) reporta no haberlas recibido; Es de destacar que el 92,31% de los padres supervisa la higiene oral de su hijo mientras que tan solo un 5,13% no lo hace.
En cuanto al motivo de consulta al odontólogo, el  76,9% de la población refiere llevar a su hijo por revisión mientras que el 15,4% de la población lo hace por dolor y solo el 2,6% lleva a su hijo al odontólogo por las dos condiciones. Se puede destacar que la mayor parte de la población  acude por prevención. A la pregunta  que hace en caso de dolor dental el 82,9% de la población va al odontólogo, el 7,7% de la población se automedica y el 6,0% dice realizar remedios caseros. Al indagar respecto a algunas creencias o conocimientos a los niños participantes en este estudio el 53% (62) cree que los dientes son importantes para masticar, tan solo un 2,6% de los participantes cree que son importantes para hablar, y el 6,9% (8) le atribuye la importancia a la estética. A la pregunta quien les enseñó a cepillarse se puede observar que de los 117 participantes en la investigación, casi el 50% refiere que la enseñanza de cepillado que han recibido ha sido por parte de sus padres y aproximadamente el 13% dice que la enseñanza la recibieron por parte de un estudiante de odontología.

En los cuestionarios aplicados a los niños, se encontró al indagar sobre qué pasa cuando se cae un diente de leche, que el 63,2% de la población encuestada  manifiesta que nace otro, el 4,3% dice que sale sangre, el 3,4% de la población dice que no salen más dientes al igual que los que dice que no sabe que pasa y solo el 1,7% de la población dice que hay dolor al igual que quienes dicen que quedan muecos, el 10,3% no responde a esta pregunta.  Se evidencia que más de la mitad de la población tiene claro que después de exfoliarse un diente temporal erupciona otro, sin embargo, cabe resaltar que todavía una parte de la población cree que no salen más dientes y no saben que pasa cuando se pierde un diente temporal. Respecto a la pregunta del motivo de consulta en la consulta al odontólogo, un 9,4% (n=11) refiere  que lo han llevado cuando ha sentido dolor dental, a su vez un 42,7% (n=50) reporta que lo llevan para realizarle limpieza, otras respuestas fueron que no los llevan y que no saben. Se puede establecer que un 42,7% de la población encuestada va al odontólogo por prevención, mientras que un porcentaje menor 9,4% asiste por enfermedad dental.

Acerca de los hallazgos clínicos de este estudio, la tabla 3 presenta la distribución del primer molar permanente según el género, de acuerdo a la prevalencia de dientes sanos o afectados por caries. Al realizar el examen clínico de la población se encontró que de la totalidad de los hombres el 51,7% tenían sano el primer molar superior derecho. Casi la mitad de los hombres presentaban lesiones de caries en distintos niveles, las lesiones limitadas al esmalte (lesión 1 y 2) fueron las más frecuentes con cerca del 40% para el primer molar inferior izquierdo.

De las mujeres el 28,8% no presentan erupcionado el primer molar superior derecho al igual que el izquierdo. En cuanto a lesión 1 y 2 las mujeres presentaron el 25% en los primeros molares derechos. El análisis de la frecuencia de escolares por la lesión más severa observada mostró que de los escolares participantes el 1,7% presentan sombra subyacente en el primer molar superior derecho e izquierdo. Así mismo entre el 24 y 28% de la población estudiada no presentan erupcionado alguno de los primeros molares superiores e inferiores. No se encontraron diferencias estadísticamente significativas del estado del primer molar entre niños y niñas.

La tabla 4 presenta la distribución del primer molar permanente y género, de acuerdo a la prevalencia del estado de la restauración. Al realizar el examen clínico de la población se encontró que en promedio el 87% de los hombres y el 82% de las mujeres no presentan ninguna restauración en los primeros molares permanentes, en promedio el 10% de los hombres y mujeres presentan sellantes completos, el 2% presentan sellantes parciales, y una proporción muy pequeña presentan otros tipos de restauración, sin encontrar diferencias significativas por género.

Se puede observar en la tabla 5 que alrededor del 50% de los niños  a quienes se les realizó el examen clínico con padres con el máximo nivel de educación  primaria presentan los dientes 16 y 26 sanos, frente a  los niños cuyos padres cuentan con nivel de educación  técnica que  representan el 25% para el diente 16 y el 17% para el diente 26; también se puede notar que para el diente 36 con padres de nivel de educación primaria hay un 32% y secundaria un 48% y en el diente 46 se observa un 37% para el nivel de estudios de primaria, también se puede observar que los estados más frecuentes son el de lesión 1 con alrededor del 20% en todos los dientes a excepción de los padres con nivel de educación secundaria con aproximadamente un 3% de casos solamente; y el de lesión 2 con una frecuencia general de un 15% a excepción de los padres con nivel de educación técnica. Las demás lesiones son mucho menos frecuentes del 5% o menos.

DISCUSIÓN

En la actualidad ha habido cambios en la cronología de la erupción dental, empezando cada vez a más temprana edad, la erupción de los dientes permanentes, principalmente los primeros molares los cuales son importantes para el desarrollo adecuado del sistema estomatognático (6) haciéndose necesario el acompañamiento de los padres en el cuidado de los mismos, ya que la prevalencia de caries en estos ha ido aumentando con el tiempo (7,8).y es un factor determinante para el desarrollo de futuras lesiones (9,10).
La mayor proporcion del estado de salud de los primeros molares, reportados en este estudio fue “sanos”, similar a lo reportado por Baginska J (11,12 ), y lo reportado por González (13), lo cual obedece posiblemente a la edad evaluada, y al tipo de población que participó.  Se constituye así importante en nuestra población mantener estas condiciones de salud, para evitar que la proporción de lesiones iniciales de caries aumente a través de los siguientes 2 años, periodo estimado de completa erupción de estos molares, y tiempo suficiente para que, si no se establecen medidas preventivas, se aumente la proporción de caries en estos molares, tal como lo reportan Rui T et al (14) quienes reportan una tendencia a aumentar la prevalencia de caries en los primeros molares con el aumento de la edad, proponiendo un control de caries lo más pronto posible en esta población. Dentro de las técnicas implementadas para disminuir este riesgo, se encuentran el conocimiento de los padres, fomentar las técnicas de cepillado especificas en el molar erupcionado y otro tipo de técnicas no operativas (15).

Con respecto a la severidad de la lesión de caries, en este estudio se encuentra mayor proporción de lesiones no cavitacionales, similares a lo reportado por Baginska et al (16).En este estudio se encontró que el tipo de lesión con mayor frecuencia era la lesión 2 de ICDAS con un  (56,41%), comparado con lo descrito por Díaz et al (17), el cual reportó en su estudio la mayor frecuencia de lesiones 3 ICDAS. Teniendo en cuenta el comportamiento progresivo de la lesión, se deben fomentar técnicas preventivas para evitar el cambio de la lesión a un grado mayor, e incluso a promover la inactivación de las lesiones.

Cabe resaltar que hay muy poca presencia de sellantes en los primeros molares erupcionados evaluados, siendo una población que está dentro del sistema de salud con medidas preventivas enfocadas en protección específica.
En cuanto a pérdidas dentarias este estudio no encontró ninguna, comparado con el de Pérez et al.(16 ) quienes encontraron que en una población de 6 a 9 años el 0,67% habían perdido algunos de sus primeros molares.

En un estudio realizado en México (18), al analizar la frecuencia de afectación de este molar por grupos de edades (6-9 años) fue más del 70%. En otro estudio en Venezuela (19) esta prevalencia fue del 50% para este mismo grupo de edad, en nuestro estudio esta prevalencia es similar siendo de 47,86%.
El presente estudio evaluó la prevalencia de caries en el primer molar permanente en niños escolares, así como el conocimiento que podían tener sus padres sobre la erupción de un diente permanente en edades tempranas, como lo es el primer molar, tópicos que han sido abordado previamente por otros autores (20), quienes específicamente valoraron el conocimiento de una población infantil acerca de la edad de erupción del primer molar, encontrando que tan solo el 18% de los niños tenían este concepto claro. Sin embargo, nuestro estudio no validó previamente el cuestionario aplicado a los padres, por lo que los resultados del nivel de conocimiento sobre la erupción dental del primer molar permanente deben ser interpretados en el contexto de la baja proporción de respuestas acertadas por parte de la población de estudio.

Acerca de la erupción del primer molar permanente según los resultados que arrojó esta investigación indica que hay un alto porcentaje de respuestas incorrectas de los padres sobre este tema (64,8%), similares a los reportados en Venezuela en donde el 75% de los padres evaluados evidenciaban desconocimiento sobre erupción del primer molar, y este desconocimiento  variaba dependiendo del grupo de edades que tenían sus hijos  siendo de un 93,6 % (en padres de grupos de 6 a 9 años) y de 63,9% (en padres de niños de 10-13 años),encontrándose así que el presente estudio si comparamos los grupos de edades se evidencia menos desconocimiento,  pero se sigue manteniendo la alta frecuencia (64,8% versus 93,6%).

Otro estudio similar, con menos población y donde de evaluaron conocimientos basados en una encuesta, realizada por Tascón (21) en padres de niños de edades de 5 a 11 años,  mostraron que  el 46% de las madres responde que el primer molar permanente sale antes de los 8 años frente a un 30% que refiere que sale después de los 8 años y a un 24% que respondió que no sabía. Al comparar ambos estudios se observa que más de la mitad de los padres o madres desconocen la edad de erupción de primer molar permanente, en cuanto al porcentaje de padres que supervisa la higiene oral de sus hijos en este estudio la mayoría de padres (92,3%) dice sí supervisarlos mientras un 5,1% no lo hace, el porcentaje es más alto contrario a lo que ocurre en el estudio de Tascón donde el porcentaje de la supervisión de la higiene oral de sus hijos es menor, lo que significa un posible riesgo para aumentar la prevalencia de caries en el primer molar y pérdida de este ya que no tiene predecesor por lo tanto se hace necesario la implementación de estrategias que permitan difundir esta información entre los padres, teniendo en cuenta también que en cuanto a la importancia de los dientes la mayoría de la población  asocia  la importancia de los dientes con la función.
Si bien es cierto que el proceso de erupción del primer molar permanente es un factor de riesgo determinante para el desarrollo de la caries, que su proceso de erupción lento, conlleva a una acumulación de biopelícula dental, y teniendo en cuenta que es una de las estructuras dentarias más importante para el desarrollo de una buena oclusión, se deben encaminar esfuerzos a educar y a realizar prevención en estas edades, así como lo publicaron Carvalho et al. (15 ), quienes demostraron que fomentando actividades preventivas encaminadas a un entendimiento y posterior entrenamiento de una  buena técnica de cepillado se podía obtener una menor incidencia de caries y en consecuencia una menor necesidad de tratamiento restaurador. En este estudio, se evidenció una baja proporción de participantes con respuestas correctas en relación a la erupción del primer molar permanente, independientemente de las charlas dadas constantemente a la comunidad educativa. Se destaca que  en este estudio que la mayoría de los padres reporta que lleva a su hijo al odontólogo por prevención (76,9%) lo que refleja la importancia percibida por los padres acerca de llevar al niño al odontólogo. No se encontraron diferencias estadísticamente en el diagnóstico de caries según las variables sociodemográficas analizadas como género de los niños y nivel educativo de los padres, hallazgo que llama la atención porque otros estudios han reportado una posible diferencia en la prevalencia de caries según estas variables.

Dentro de las limitaciones del presente estudio, es que no se encontró una encuesta o cuestionario estructurado previamente validado para aplicarlo a la población, por lo que se diseñó un cuestionario semiestructurado, y adicionalmente no se validó el cuestionario sino que se valoró la claridad de la interpretación de las preguntas, por lo que para futuras investigaciones acerca de este tema se recomienda usar una encuesta estructurada.

Conclusión

Se encontró que la lesión 2 del índice de ICDAS II fue la de mayor prevalencia en los primeros molares permanentes en los sujetos de estudio. Debido a que estos dientes erupcionan a una edad tan temprana, es necesario el acompañamiento de los padres en el cuidado de los mismos, así como una mejor educación en este tópico.

Agradecimientos

Agradecidos al titular de la asignatura de trabajo de grado Dr. Adolfo Contreras, por dedicarnos su tiempo, sus herramientas y sus espacios; por todo el apoyo brindado, por su calidad humana, por instruirnos y guiarnos a realizar este proyecto que hoy podemos defender con propiedad y con base, con entereza y firmeza. A todo el personal estudiantil, administrativo y docente de la institución Álvaro Echeverri Perea y sus Sedes, por su apoyo y por permitirnos llevar a cabo nuestra investigación en sus instalaciones.


REFERENCIAS

  1. Franco A, Suarez E, Tovar S, Jácome S, Ruiz F. Representaciones, Conocimientos y Prácticas en Salud Bucal. Resultados. República de Colombia Ministerio de Salud. Estudio Nacional de Salud Bucal, 3ra edición. Santafé de Bogotá: 1999. p 31- 64.
  2. García L, Agudelo L, Cruz J, Giraldo S, Mossos R, Muñoz M, et al. Proyecto perfil epidemiológico bucodental de la población escolar del sector público de Santiago de Cali 2005. 7 simposio de investigaciones en salud.
  3. Gutiérrez M. del Pilar, Morales J, Jiménez G. La experiencia previa de caries en la predicción de riesgo: aspectos metodológicos. Bol. Med. Hosp. Infant. Mex. 2008; 65 (5):124-129.
  4. Valdez R, Sánchez G, Romo M, Campos A, Tovar A, Yánez D. Edad media de la erupción dental en una población escolar analizada por dos métodos. Bol Med Hosp Infant Mex. 2014;71(6): 352-357.
  5. Martignon S, González M, Ruiz  J, Mccormick  V. guía de práctica clínica para el diagnóstico, prevención y tratamiento de la caries dental. Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, 1era edición. Santafé de Bogotá: 2007. p 30.
  6. Lorenzo E, Lorenzo C. Comportamiento de la Caries Dental en Escolares. Clínica estomatológica “Hermanos Gómez”. 1994-2000. Rev Cubana Estomatol. 2002; 39(3): 15-16.
  7. Vivares, Saldarriaga, Muñoz, Pino, Colorado, Montoya, Viñas, Agudelo.  Dental caries and treatment needs in 12-year-old schoolchildren from public schools of the municipality of Rionegro (Antioquia, Colombia), 2010. Rev Fac Odo UDAN. 2012 ;23 (2):292-305
  8. Ministerio de Salud y oficina de comunicación.  República de Colombia. III Estudio Nacional de Salud Bucal (ENSAB III). Tomo VII. Bogotá; 1999. p. 89-90.
  9. Fejerskov O, Kidd E. Dental Caries: The Disease and its Clinical Management Second Edition. Edit. Blackwell MunksgaardLtda, 2008.
  10. Duke de Estrada Riveron J, Rodríguez calzadilla A, Coutin Marie G, Riveron Herrera F. Factores de riesgo asociado a la enfermedad caries dental en niños. Rev Cubana Estomatol. 2003; 40(2):12-19.
  11. Baginska J, Rodakowska E, Kierklo A. Status of occlusal surfaces of first permanent molars in 6-8-year-old children evaluated by the CAST and DMF indices. Eur J Paediatr Dent. 2014 Jun;15(2):107-12.
  12. Baginska J, Rodakowska E, Kierklo A. Status of occlusal surfaces of first permanent molars in 6-8-year-old children evaluated by the CAST and DMF indices. Eur J Paediatr Dent. 2014 Jun;15(2):107-12.
  13. González Y, Delgado N,  Francisco N, Vázquez A, Dental caries characteristics in the first permanent molar in school age children. Medisur 2009; 7(1).
  14. Rui T, Yisi Z, Xue L, Deyu H, Tao H. Three years follow-up observation and analysis of caries status of primary and permanent teeth among 652 6-year- old children in Sichuan Province. Hua Xi Kou Qiang, Yi Xue Za Zhi.  2015 Feb;33(1):46-9.
  15. Carvalho J, Thylstrup A and Ekstrand K. Results after 3 years of non-operative oclusal caries treatment of erupting permanent first molars. Community dentistry and Oral Epidemiology. 1999; 20 (49):24-26.
  16. Baginska J, Rodakowska E, Milewski R, Kierklo A. Dental caries in primary and permanent molars in 7-8-year-old schoolchildren evaluated with Caries Assessment Spectrum and Treatment (CAST) index. BMC Oral Health. 2014 Jun 21;14:74.
  17. Díaz S, González F. Prevalencia de caries dental y factores familiares en niños escolares de Cartagena de Indias, Colombia. Rev. Salud Pública (Bogotá). 2010; 12 (5): 843-851.
  18. Pérez  A, Gutiérrez  M, Soto L, Vallejo A, Casanova Juan. Caries dental en primeros molares permanente y factores socioeconómicos en escolares de Campeche (México). Revista Cubana de estomatología. 2002; 39(3);89-95.
  19. González Beriau Y, Sexto Delgado N, Francisco Local A. Vázquez de León AG. Comportamiento de la caries dental en el primer molar permanente en escolares. Revista Electrónica de las Ciencias Médicas en Cienfuegos ISSN:1727-897X Medisur 2009; 7(1):90-94.
  20. Al-Samadani KH, Ahmad MS. Prevalence of first permanent molar caries in and its relationship to the dental knowledge of 9-12-year olds from jeddah, kingdom of saudi arabia. ISRN Dent. 2012; 2012:391068.
  21. 21.Tascón J, Aranzazu L, Velásquez  T, Trujillo K, Paz M.  Historia de Caries de un grupo de niños entre los 5 y 11 años frente a los conocimientos, actitudes, prácticas y sus madres. Revista Colombia Médica 2005; 36(4):41-46.